19 de septiembre de 2017 02:09 AM
Imprimir

“Jorge Bridi ya le ha hecho mucho daño al Golfo San Matías”

En SAO tripulantes, propietarios de barcos y hasta el intendente están exigiendo respuestas de las autoridades provinciales por el otorgamiento de nuevos permisos para la pesca de langostino repitiendo el escenario del año pasado. Rechazan al Director de Pesca y piden hablar con el Secretario de la cartera.

El año pasado, antes de que inicie la temporada de langostino en aguas del Golfo San Matías prevista para noviembre, quien detenta el cargo de Director de Pesca desde hace 30 años, Jorge Bridi, había autorizado el ingreso de barcos foráneos para explotar el langostino en aguas rionegrinas y el conflicto con los pescadores de San Antonio Oeste estalló. En masa pidieron su renuncia, pero Bridi se aferró con uñas y dientes a su cargo, manteniéndose hasta el día de hoy en el que se vuelve a repetir el mismo escenario de conflicto: se otorgaron nuevos permisos, otros están a la firma y los pescadores ya directamente no quieren hablar con Director de Pesca porque no le creen y porque consideran que ha arruinado los recursos pesqueros del golfo durante su larga gestión.  Los pescadores, dueños de barcos y tripulantes que cuentan con el apoyo del intendente Luis Ojera, avisan que el puerto permanecerá inactivo hasta que los permisos otorgados sean dados de baja. Esperan que la respuesta por parte de Fernando Malaspina, secretario de Agricultura, Ganadería y Pesca, llegue en el día de hoy; de lo contrario podrían movilizarse hasta Viedma.

Durante toda la semana pasada la pesca fue noticia en San Antonio Oeste. El medio local Informativo Hoy dio a conocer el malestar de los pescadores por el nuevo otorgamiento de permisos de pesca para el ingreso a la pesquería de langostino en el Golfo San Matías, una medida fuertemente resistida el año pasado que ahora vuelve a recrudecer debido a las decisiones adoptadas por el director de Pesca, Jorge Bridi.

El capitán Silvio Gattoni, voz cantante en el conflicto, le contó a REVISTA PUERTO que la autoridad provincial ya otorgó permiso al buque Orión I,  al Stéfani y al Columbus, un barco que lleva 12 años inactivo; pero que además está a la firma un permiso para el barco Júpiter y que existe “una serie de barcos que tienen apalabrado el permiso y están esperando que se los den, como el Bonfiglio, que acaba de llegar de Caleta Olivia”.

“El año pasado se dijo que no se iba a permitir el ingreso de nuevos barcos hasta el mes de marzo, cuando estuvieran los resultados del informe del Golfo. Ni bien llegamos a marzo se comenzó con el otorgamiento de permisos de pesca. Según ellos el informe dio favorable, pero nosotros sabemos que no es así porque el capitán que recorrió el Golfo para evaluarlo fui yo y sé lo que capturamos. Trabajamos con una docena de biólogos, yo no dudo del estudio de los biólogos sino de la manipulación que pudieron hacer las autoridades con esa información”, aclara el capitán.

Gattoni conoce bien la historia de San Antonio, es un hijo de ese pueblo que ha visto cómo los empresarios pesqueros llegan al Golfo San Matías para arrasar con los recursos y se van sin dejar nada; o peor aún, un tendal de deudas y desempleo. Por eso se resiste, al igual que sus colegas y patrones, a que se repita en manos de las autoridades de siempre, la misma historia.

Para evitarlo proponen una serie de condiciones que deberían cumplir quienes quieran ingresar a la pesquería de langostino en el golfo. Una de ellas es que trabajen en la mismas condiciones que los pesqueros de San Antonio, que su lugar de operación sea exclusivamente el Golfo San Matías, que deban quedar asentados por al menos cuatro años y que se ejecute el fondo de caución, que no se aplica, y evitaría que empresarios inescrupulosos al final de la temporada levanten todo y dejen un tendal de deudas en el pueblo.

En San Antonio son 29 los barcos que operan durante todo el año y el temor que tienen es que con el ingreso de otros nuevos la temporada se acorte. “Para empezar, no sabemos siquiera cuánto langostino habrá, si es una buena temporada igual no da para un número ilimitado de barcos, esto es poco y primero se debe ocupar la mano de obra local, primero tiene que garantizarse la pesca para los barcos de San Antonio”, señala Gattoni.

Los pescadores esperan una respuesta urgente de las autoridades provinciales pero se niegan a que su interlocutor sea el director de Pesca Jorge Bridi, ya que lo señalan como el culpable del desmanejo histórico del San Matías.

“Estamos esperando juntarnos con funcionarios de la Provincia, con el secretario Malaspina, porque con Bridi no queremos hablar más, le ha hecho mucho daño ya al Golfo San Matías”, dice el capitán y agrega, repitiendo las palabras que le dedicó en una carta, “a él no le importa porque no vive del recurso, está hoy y siempre, acomodado políticamente en un gobierno y en otro como lo viene haciendo desde hace 30 años; y se va a ir con los bolsillos llenos como siempre. Indignado, dolido estoy, porque no puedo entender cómo una persona incompetente e inoperante como él puede manejar el destino de un recurso y el pan en la mesa de cientos de familias”.

Los pescadores se encuentran hoy a la espera de una respuesta del Secretario y ha sido el propio intendente de San Antonio el que intercedió para que sean atendidos, defendiendo a su vez la postura de sus representados. Ante el medio el Informativo Hoy, Luis Ojera aseguró que presentó ante las autoridades provinciales una nota solicitando que no se otorguen más permisos y que emitiría otra pidiendo que se pongan a disposición de los pescadores para resolver el conflicto.

De no mediar una respuesta en el día de hoy, los pescadores mantendrán el puerto cerrado y analizarán la posibilidad de movilizarse a la ciudad de Viedma para hacer oír su reclamo.

Fuente:

Publicidad