20 de septiembre de 2017 03:07 AM
Imprimir

Aseguran que consumo de carne vacuna creció debido a la baja de la inflación

Actualmente, los 58 kilos de carne vacuna son acompañados por el consumo de 46 kilos de pollo y 17 de cerdo, por habitante y en el mismo período, indican los datos del IPCVA

El consumo y exportación de carne vacuna comenzó a recuperarse en el país en los últimos meses debido a la baja de la inflación, según los datos oficiales del Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (IPVCA) que precisan que los argentinos comen 58 kilos por persona y por año, cifra que les permite encabezar, junto con los uruguayos, el ranking a nivel mundial.

“El argentino es carnívoro por naturaleza, por tradición y por cultura”, destacó Adrián Bifaretti, Jefe de Departamento de Promoción Interna del del IPCVA, quien precisó que “somos junto con los uruguayos los de mayor consumo a nivel mundial con 58 kilos por persona y por año de carne vacuna”.

En términos históricos los argentinos llegaron a comer hasta 90 kilos por habitante por año, cifra que se redujo en los últimos años por diferentes motivos, especialmente por una cuestión económica, explicó el funcionario.

Actualmente, los 58 kilos de carne vacuna son acompañados por el consumo de 46 kilos de pollo y 17 de cerdo, por habitante y en el mismo período, indican los datos del IPCVA.

Según Bifaretti, la recuperación del consumo está directamente ligada con la inflación que “viene atenuándose lentamente”, lo que permitió un aumento del 8 por ciento en los primeros ocho meses del año en relación con igual período de 2016.

“Los bolsillos de la gente vienen de varios años de sufrir un ritmo inflacionario importante y el hecho que la inflación comenzó a bajar contribuye a mejorar el poder adquisitivo”, indicó el funcionario durante la apertura del seminario regional de IPCVA en Tucumán denominado “Ganadería y compromiso – Diagnóstico y propuestas para el desarrollo del ganados y carne vacuna en el NOA”.
Un encuesta realizada por el Instituto permitió comprobar que un 40 por ciento de argentinos se mostró a favor de comprar mayor cantidad de carne “si sigue consolidándose la baja de la inflación”, indicó Bifaretti.

La exportación de carne vacuna es otro de los aspectos que se busca mejorar ya que Argentina llegó a ocupar el tercer lugar en el ranking mundial con 700.000 toneladas anuales enviadas al exterior y actualmente figura en la posición 12 debido a las fuertes intervenciones que sufrió el mercado años en anteriores.

“La actitud y el compromiso de encontrar nuevos mercados junto con la intención de lograr mejores condiciones sanitarias y comerciales, además de negociar la quita de aranceles, nos permitirá lograr mayor competitividad en el mediano y largo plazo para competir con otros países”, sostuvo Bifaretti.

Fuente:

Publicidad