22 de septiembre de 2017 12:15 PM
Imprimir

“Brasil es un socio y no pueden seguir las trabas al comercio”

CompartiremailFacebookTwitterHoracio Reyser llegó con retraso al Hotel Hilton de Copacabana. No era culpa del vuelo sino de la ruta que une el Aeropuerto Tom Jobim al centro de esta capital. Es el peor camino y no sólo porque hay congestionamiento sino porque son frecuentes, en ese convulsionado trayecto, los tiroteos entre narcos y policías. Con […]

Horacio Reyser llegó con retraso al Hotel Hilton de Copacabana. No era culpa del vuelo sino de la ruta que une el Aeropuerto Tom Jobim al centro de esta capital. Es el peor camino y no sólo porque hay congestionamiento sino porque son frecuentes, en ese convulsionado trayecto, los tiroteos entre narcos y policías. Con todo, el secretario de Relaciones Económicas Internacionales logró asis- tir junto al embajador Carlos Magariños a uno de los actos de la semana argentina en la Ciudad Maravillosa: fue el coctel ofrecido por los argentinos a los “hermanos brasileños” en la Fragata Libertad. En una entrevista exclusiva con

Clarín el diplomático, que está en la cúpula del Palacio San Martín, no desmereció el déficit comercial que acumula Argentina frente a Brasil y que alcanzará este año un saldo negativo de más de 6.000 millones de dólares. Lo explicó en estos términos: “No podemos olvidar que la caída de la economía brasileña, de mas de 8% en dos años, produjo una fuerte retracción autos. Es en la industria automotriz donde se produce más de la mitad del déficit que tenemos y es por un exceso de incumplimiento del acuerdo. Ese convenio está sobrepasado. El mensaje del gobierno argentino es claro: queremos se cumpla. Es el único punto que exige seriedad. Debe estar en el marco de lo acordado”. De todos modos apostó a que “con la mejora de los precios de las commodities (especialmente granos) podamos recuperar el equilibro”.

Reyser añadió otro factor: “Nosotros empezamos a crecer y por eso demandamos importaciones de bienes de capital, que proceden de Brasil.

Nuestra reacción es clara: Brasil es un socio y no puede haber trabas al comercio. Es la línea que baja directamente del presidente Mauricio Macri”. Por eso, dijo, “se deshicieron todas las expectativas que podían albergar algunos en la Argentina, de que venga a colocarse barreras al comercio. El mensaje fue claro: Brasil es un socio”. -¿Es por eso que el gobierno abrió el mercado a las carnes brasileñas? Eso provocó sorpresas… -Este era un compromiso pendiente. Del mismo modo, Brasil abrió el mercado para los cítricos dulces de Argentina. En nuestro caso, la apertura beneficia a carnes bovinas deshuesadas. -¿Pero la carne brasileña tiene consumo en la Argentina? -Bueno, Se sabe que nosotros tene- mos las mejores carnes.. tendrán que competir con precios bajos. -¿El gobierno no teme una “primarización” de las exportaciones argentinas a Brasil? -El comercio con Brasil tanto de un lado como de otro, es esencialmente industriale. Mas del 60% son productos manufacturados. No hay tal “primarización”. -Argentina quiere conquistar el mercado de servicios brasileño ¿Qué hace falta? -Eso es muy importante. Según nos dicen en Brasil, ellos tendrían gran interés en adquirir servicios de software en Argentina. Pero hoy nos vemos imposibilitados de venderlos porque las empresas deben pagar gravámenes que bordean 60% del valor del producto, por culpa de la doble tributación. Nos hemos comprometido, ambos países a eliminarla.

Macri apuesta a ese mercado que llega a 12.000 millones de dólares.

Fuente:

Publicidad