22 de septiembre de 2017 15:12 PM
Imprimir

España: nuevos avances en investigación sobre la granada

España ha desarrollado diversos estudios centrados en la optimización del riego y la fertilización, así como de la calidad y conservación de este fruto.

Los trabajos que se desarrollan actualmente en España sobre la granada, se concentran principalmente en la Comunidad Valenciana en el Instituto Valenciano de Investigaciones Agrarias (IVIA) y la Universidad Miguel Hernández (UMH) de Elche y en la Región de Murcia, a través del CEBAS del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y la Universidad de Cartagena.

Dentro de las líneas de investigación prioritarias, el IVIA y el Servicio de Transferencia de Tecnología de la Consejería de Agricultura y Medio Ambiente se centran en la optimización del riego y la fertilización, el comportamiento agronómico de las variedades, el seguimiento y control de plagas y enfermedades en campo y post-cosecha, así como de la calidad y conservación del fruto.

Julián Bartual, director de la Estación Experimental de Elche, señaló que: “España es uno de los países más avanzados en el conocimiento de las necesidades hídricas del granado y la aplicación del riego deficitario controlado, desde el punto de vista científico”.

El IVIA ha puesto a disposición de técnicos y agricultores una aplicación que, dependiendo de las condiciones agroecológicas y características del suelo, hace una recomendación de riego semanal. Además, se espera pueda ofrecer próximamente al sector, un programa informático para aconsejar sobre las necesidades del cultivo.

Entre los días 18 y 22 de septiembre, se está desarrollando en el Centro de Congresos de Elche, España, el IV Simposio Internacional sobre la granada. Entre los expositores del congreso destacan Noron Holland, del Centro de Investigación Agraria de Israel, Zhaone Yuang, de la Universidad de Nanjing (China), Ahsen Isik Özgüven de la Universidad de Chipre y Francisco Tomás Barberán, del Centro de Biología Aplicada del Segura CEBAS-CSIC.

Comentario

En Chile, el granado, así como la higuera, la tuna, el tamarillo (tomate de árbol) y la pitahaya, presenta una mayor eficiencia en el uso de agua en las zonas áridas del Norte Chico, que los frutales tradicionales, siendo capaz de producir más materia seca y más fruta, con la misma cantidad de agua. Este es uno de los resultados del proyecto: “Prospección y desarrollo de germoplasma varietal de especies de bajo requerimiento hídrico para aumentar la rentabilidad del agua en el Norte Chico”, desarrollado entre las regiones de Coquimbo y Atacama, ejecutado por el Centro de Estudio de Zonas Áridas de la Universidad de Chile (CEZA) y cofinanciado por la Fundación para la Innovación Agraria (FIA) del Ministerio de Agricultura de Chile.

Según proyecciones realizadas con información de los catastros frutícolas, la superficie de granados en el año 2016 alcanzó las 1.244 hectáreas en el país, siendo la región de Atacama la que concentra la mayor superficie de plantaciones con 351 hectáreas, seguido por la región de Coquimbo con 332 hectáreas.

De acuerdo a cifras de la Oficina de Estudios y Políticas Agrarias (Odepa), elaboradas con información del Servicio Nacional de Aduanas, la exportación de granadas en el período enero – julio de 2017, alcanzó un volumen de 5.741 toneladas, siendo los principales mercados de destino: Estados Unidos (59,84%), Holanda (22,33%) y Rusia (4,25%).

Agrimundo

Fuente:

Publicidad