24 de septiembre de 2017 23:22 PM
Imprimir

En una semana cargada de datos, las tasas volverán a robarse todas las miradas

El Indec publicará el EMAE y el EMI, datos centrales para observar el rumbo de la economía antes de las elecciones. Sin embargo, los analistas pondrán toda su atención en el mercado secundario de letras. Claves e ideas para seguir el mercado.

En el mercado financiero argentino, la primavera comenzó el 14 de agosto, luego de que Cristina Kirchner superara por apenas 0,2 puntos porcentuales a Esteban Bullrich en las PASO legislativas provinciales cuando los analistas esperaban una clara victoria opositora. Ahora que las encuestas vaticinan un triunfo oficialista para los comicios generales de octubre, los activos financieros y los indicadores macroeconómicos se florean y se esperan buenas noticias del Indec esta semana.

Las Lebac presentan rendimientos en torno al 27% anual -muy superiores a la estimación de inflación para los próximos doce meses-, el peso gana confianza frente al dólar, los bonos soberanos de renta fija crecieron con fuerza, se prevén menores necesidades de financiamiento con menores costos y el Riesgo País se ubica en los niveles más bajos desde 2007.

Como si fuera poco, se esperan buenas noticias del Indec en el Estimador Mensual de Actividad Económica de julio (EMAE) y en el Estimador Mensual de Industria de agosto (EMI).

 

Las Lebac, las flores más bellas del jardín

 

Una de las opciones más elegidas del momento son las Lebac, luego de que el Banco Central (BCRA) mantuviera la tasa de las letras más cortas en el 26,50% anual y convalidara en la emisión el alza por encima del 27% para las más largas que se había registrado en el mercado secundario. Los analistas señalan que el atractivo de las Lebac radica en la expectativa de una inflación menor al rendimiento en los próximos doce meses y recomiendan suscribirse a los plazos que vencen en marzo, abril, mayo y junio de 2018. 

Los fundamentos económicos favorecen a un peso fuerte y por ello lo recomendable es colocarse en tasa de pesos y hacer carry trade. Las Lebac arriba del 27% de rendimiento ofrecen retornos reales muy positivos en comparación con las expectativas de inflación de los próximos 12 meses (17%)”, señaló un informe de Econviews.

En ese sentido, la consultora matizó el riesgo que corre la ganancia vía Lebac en caso de que la inflación experimente un repique al asignarle un “bajo nivel de posibilidad” a ese escenario.

Asimismo, el informe sostuvo que los bonos en dólares a plazos largos “están muy expuestos a la evolución de la tasa de Treasuries de 10 años”, mientras que los papeles en la parte media de la curva “ofrecen la mejor relación riesgo-retorno”, en especial aquellos que vencen antes de 2026.

“La tasa americana se mantiene en niveles de 2.25%-2.30% pero cualquier factor que la desplace a la zona de 2.50% afectará los precios en la parte larga de la curva en dólares”, advirtió Econviews.

 

Los bonos derriten el Riesgo País

 

Los bonos soberanos también experimentaron una buena evolución desde el buen resultado del Gobierno en las PASO, en especial los de renta fija, que obtuvieron una suba generalizada y contribuyeron a la baja del Riesgo País a los 374 puntos, el nivel más bajo desde diciembre de 2007, cuando Cristina asumió la presidencia.

“Es un buen momento de posicionarse en el tramo largo de la curva soberana y provincial, para capturar los buenos rendimientos y el potencial de estos bonos de comprimir las tasas y de esta forma aumentar sus valuaciones”, postuló un informe de Balanz Capital, que observa un panorama de mayor previsibilidad y menor volatilidad.

Un estudio del Banco Ciudad sobre el Riesgo País enfatiza la baja de los últimos meses al sostener que el costo de financiamiento se ubica “apenas por debajo del 6% anual”, debido a que el rendimiento de los bonos del Tesoro ofrecen un rendimiento de 2,2%, cuando a fines de 2007 tenían uno de 4,2%.

“Al igual que este año, las necesidades de financiamiento serían cubiertas en buena medida con acceso a los mercados internacionales de crédito, aunque de acuerdo con lo indicado por las autoridades del Ministerio de Finanzas los montos de deuda a emitir serían inferiores, atendiendo al descenso que experimentaría el déficit primario y a la menor carga de vencimientos”, resaltó la entidad financiera.

Además de la mejoría de los indicadores financieros, el mercado espera atento que el Indec difunda los números del EMAE y del EMI. El estimador de actividad económica registró alzas en siete de los últimos ocho meses, con subas importantes de 3,4% y 4% en los últimos dos. El indicador de la industria, por su parte, hilvanó subas en las últimas tres entregas, por lo que se espera que la racha se prolongue.

Fuente:

Publicidad