26 de septiembre de 2017 02:12 AM
Imprimir

El mundo demanda carne argentina

El mercado interno, consolidado. Optimismo en el NOA

El presidente del Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (IPCVA), Ulises Forte, destacó que “el mundo está demandante” de carne argentina a la vez que el mercado interno está muy consolidado, por lo que se mostró muy optimista sobre el futuro del sector.

“El potencial de crecimiento para la carne vacuna es tremendo. Asia y en especial China no tienen techo: le vamos a vender todo lo que seamos capaces de producir”, aseguró en la apertura del encuentro que se llevó a cabo el martes 19 de septiembre en la localidad tucumana de Yerba Buena.

Asimismo, remarcó que “cuando los protocolos para carne enfriada y con hueso se apliquen en China, será algo revolucionario para las exportaciones”, y confió en que la apertura de Estados Unidos está “a la vuelta de la esquina y en Europa todavía no fuimos capaces de cumplir con la Cuota Hilton, así que tenemos muchas posibilidades para crecer”.

No obstante, refiriéndose a la problemática de las inundaciones en gran parte del país, Forte admitió que puede “afectar el crecimiento de la ganadería, pero no la demanda”.

“Ahora hay que esperar a ver qué pasa con el crecimiento, que puede verse afectados por el clima. Pero la ganadería tiene un tremendo futuro: hacer carne y venderla es el futuro para los próximos 30 años”, dijo Forte y agregó que “hacen falta políticas de Estado, una reforma impositiva y tiene que aparecer más financiamiento”.

“Estamos muy lejos del techo. Y nuestros competidores son países que están cerca del techo. La calidad de la carne argentina se mantiene intacta. Tenemos muy buena carne para competir, ése es nuestro gran desafío”, concluyó.

Producción, consumo y exportación

Adrián Bifaretti, Jefe de Promoción Interna del IPCVA, disertó acerca del comportamiento de la producción, los precios y el consumo de carne vacuna. Respecto de la faena señaló que en los primeros 8 meses del año hubo un 8% más de animales faenados, pero que seguimos consumiendo animales muy chicos, y por eso el incremento de la producción es parecido al de la faena. Además, comentó que la faena de hembras representó el 42,5% del total, lo que demuestra una cierta estabilización en los últimos meses.

“La Argentina tiene hoy salarios en dólares altos comparado con otros países, pero el poder adquisitivo es bastante bajo, sin embargo, el consumo de carne mostró un crecimiento del 7% en el período enero-agosto”, aseguró.

Por otra parte, hizo referencia a un estudio online que lanzó el IPCVA hace algunos meses que demuestra que la gente continúa prefiriendo la carne vacuna por sobre las carnes alternativas y los productos procesados.

De acuerdo con sus palabras, el trabajo revela que si los consumidores tuvieran mil pesos para gastar en distintos tipos de carne, 3 de cada 10 adquirirían vacuna, es decir 313 pesos, mientras que 239 pesos pagarían pollo, un 30% se repartiría entre pescado y cerdo y un 15% en productos procesados como hamburguesas y patitas de pollo.

Además explicó que “en la coyuntura están viendo una estabilización de los precios de las carnes en Capital Federal, GBA y las principales ciudades del interior”.

“La buena noticia es que ante una baja de inflación, un 40% de los consultados, es decir, 4 de cada diez argentinos, manifiesta que compraría mayor cantidad de carne vacuna”, aseguró.

Jorge Torelli, de la Unión de Industrias Cárnicas Argentina, fue el responsable de analizar los  mercados internacionales. Entre ellos destacó que es muy interesante que se recupere Rusia, para que haya presión de compra y los precios internacionales vuelvan a crecer. Respecto de este país, señaló que el volumen de compras en dólares creció un 87% desde el año pasado.

Según el especialista, actualmente China, Alemania y Chile son los mayores generadores de ingreso de divisas por la compra de carne y sus derivados. Además, agregó que “estamos en negociación con Corea y Japón, que son grandes compradores de carne”.

On24

Fuente:

Publicidad