26 de septiembre de 2017 10:10 AM
Imprimir

Mercado de la soja: la “aspiradora” china no frena y sostiene los precios

El Gigante asiático viene comprando a un ritmo de más de 100 mil toneladas diarias. Otro factor que ayuda a las cotizaciones: los problemas climáticos en Brasil y Argentina

Cuando el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (Usda) sacudió los mercados al agrandar su pronóstico de cosecha récord de soja en ese país, todo hacía prever que se venía un nuevo escalón bajista para la oleaginosa.

Sin embargo, las leyes de oferta y demanda lo están impidiendo: aunque la oferta sea holgada y ejerza su peso en la balanza de los precios, la demanda no se está quedando atrás, con China aprovechando los precios bajos e importando porotos y derivados a niveles récord.

Así lo destacan sendos informes emitidos por la Bolsa de Comercio de Rosario y el Centro de Gestión Agropecuaria (CGA) de la Fundación Libertad, también de esa ciudad.

Panorama

“El mercado de Chicago ha ido asimilando las cuestiones vinculadas a la producción y da por descontado un escenario de oferta holgado. No obstante, las numerosas solicitudes de compras por parte del sector exportador han manifestado el interés genuino de la demanda”, señala un artículo firmado por Eugenio Irazuegui, analista de mercados de la corredora Zeni, y difundido en el newsletter semanal “Escenarios Granarios” del CGA.

Como es usual, septiembre marca el inicio formal del ciclo comercial 2017/18 para la soja estadounidense: en la primera quincena, se concretaron exportaciones por 3,95 millones de toneladas, el triple de las del año pasado.

“Con China como protagonista, los anuncios de exportación superiores a las 100.000 toneladas diarias pasaron a ser cotidianos, al punto de que, en cuatro de las cinco ruedas de esta semana, se confirmaron 1,92 millones de toneladas”, precisa el reporte.

Para la Bolsa de Comercio rosarina, “esta demanda del gigante asiático se siente fuertemente en los Estados Unidos donde los importadores chinos aprovechan la depresión de los precios por la cosecha de este país para cerrar sus compras”.

“En términos de precios, la sostenida demanda externa impacta sobre los precios de Chicago, los que, a su vez, contribuyen a sostener a la cotización de la soja local. En ese sentido, se ha producido un cambio en la relación soja/maíz a favor de la oleaginosa, cambio que se viene plasmando desde el 1° de junio del corriente año. De esta manera, los precios de la soja mayo de 2018 han aumentado casi 17 dólares por tonelada. En contraste, los precios del maíz para entrega mayo han caído más de seis dólares”, agrega el reporte de la BCR.

Clima

Paralelamente, otro factor que está ayudando a mantener los precios estables y con alguna tendencia alcista son las complicaciones que pueden aparecer para la siembra de la oleaginosa en Brasil y Argentina si sigue el escenario de problemas climáticos.

“Con cierta cautela, el mercado dirige sus miradas a la campaña sudamericana, puntualmente en la siembra brasileña, con un inicio algo más lento de lo usual, considerando que las zonas centrales experimentan temperaturas cálidas y la falta de humedad que frena la incorporación de los primeros lotes”, señala el informe enviado por la Fundación Libertad.

Y concluye: “Más allá de las cuestiones climáticas, los mercados agrícolas continuarán monitoreando la fluidez de la cosecha estadounidense y el desarrollo de las labores de siembra, tanto en Brasil como en nuestro país. Seguidamente, los operadores irán focalizando su atención al reporte trimestral de stocks que emitirá el USDA este viernes confirmando o rectificando el remanente final de campaña 2016/17”.

Fuente:

Publicidad