27 de septiembre de 2017 13:04 PM
Imprimir

Grupos brasileños, Coto y el tío de un funcionario, entre los que se beneficiaron con la Cuota Hilton

Los grupos brasileños BRF, JBS y Marfrig figuran entre los beneficiarios con 6.700 toneladas en total. También se destaca la cadena de supermercados La Anónima, de Federico Braun, pariente del actual Secretario de Comercio, con 2.313 toneladas. Coto es otro de los que figura en la lista

Dos grupos brasileños y dos importantes cadenas de hipermercados locales se encuentran entre los principales beneficiarios de la última distribución de la Cuota Hilton.

Es decir, de las toneladas de carne vacuna premium que el Gobierno reparte en el mercado argentino para ser exportadas a Europa.

Mediante la Resolución 271-E/2017, del Ministerio de Agroindustria publicada en el Boletín Oficial del martes se distribuyeron 26.679 toneladas de cortes enfriados vacunos sin hueso de alta calidad (Cuota Hilton) asignados a la Unión Europea para el período comprendido entre julio pasado y el 30 de junio del año próximo.

Argentina es el país con mayor porcentaje de cuota, con 29.500 toneladas anuales de exportaciones de cortes como el bife angosto, bife ancho, cuadril, lomo, nalga, bola de lomo, cuadrada y peceto.

En el último reparto, con 3100 toneladas, el frigorífico Quickfood fue el que más espacio recibió del negocio más rentable de la exportación de carne vacuna.

La empresa es propiedad del grupo brasileño Brazil Foods (BRF) y habitualmente es la mayor beneficiaria del reparto, aunque en esta oportunidad mejoró en 1000 las toneladas que recibió en la anterior distribución de enero pasado.

BRF nació de la fusión de dos de las compañías alimentarias brasileñas más grandes como son Sadia y Perdigao y actualmente es una de las cinco mayores del mundo.

En Argentina opera desde hace cinco años cuando, en junio de 2012 concluyó la compra de Quickfood, que su compatriota Marfrig había adquirido en la década anterior. Fue mediante un intercambio de activos producto de restricciones antimonopólicas en Brasil.

Así sumó la marca Paty a sus activos, las salchichas Patyviena y la de fiambres Barny. Luego, en octubre de 2015 le compró a Molinos Río de la Plata las marcas de salchichas Vieníssima y Wilson, las hamburguesas GoodMark y los fiambres Tres Cruces y Hammond, las margarinas Manty y Delicia.

En diciembre del mismo año, se quedó con el frigorífico Campo Austral a un fondo inversor que preside el empresario local Alejandro Quentin. En marzo del año pasado, sumó Alimentos Calchaquí, dueña de la marca Bocatti.

Y desde hace ya varios años es una de las mayores beneficiarias del reparto de la Hilton, junto a otros dos grupos también brasileños como son JBS Argentina y Marfrig. Entre los tres, lograron 6457 toneladas de las 26.679. Es decir, el 30% del total.

En el caso de JBS, se trata de la ex empresa de los hermanos brasileños Batista, hoy presos en su país involucrados en casos de corrupción. Precisamente debido a esas causas debieron vender la operación local a Minverva Foods, empresa también brasileña que así se quedó con cinco plantas frigoríficas, un centro de distribución y una planta de procesamiento.

En este último listado, JBS Argentina figura en el cuarto lugar, con algo más de 2000 toneladas. De todos modos, bajó en 600 toneladas lo recibido en enero pasado, cuando se le otorgaron 2600 toneladas.

En el caso de Marfrig Global Foods, alcanzó las 922 toneladas ahora,  mientras que a principios de año había llegado a las 1000 toneladas para exportar a Europa.

Este grupo se encuentra achicando su presencia en el mercado local. De hecho, el año pasado le vendió tres frigoríficos y un corral de engorde de ganado a la compañía china Foresun.

Tanto Marfrig como los otros dos conglomerados brasileños vienen recortando actividades en el país, a pesar de que el mercado local conserva su imagen de proveedor de carne de excelente calidad en el concierto mundial.

Como el resto de esta industria, fueron perjudicados por medidas del gobierno K, que privilegió el consumo interno imponiendo fuertes derechos de exportación y hasta prohibiendo la salida de carne como lo hizo en 2005.

Las consecuencias de esa política restrictiva fueron fuerte caída de stock, la pérdida de 10 millones de cabezas de ganado, faltante de hacienda para faena, crisis de la industria frigorífica y disminución de las exportaciones.

Con el cambio de gobierno, el escenario fue otro y los grupos brasileños retomaron la apuesta por la carne de exportación argentina. De hecho, entre BRF, JBS y Marfrig acumulan sólo 3.500 toneladas menos que el mismo cupo que la Unión Europea le asigna a Brasil para exportar a sus países que llega a las 10.000 toneladas.

Pero también dos cadenas de hipermercados locales mantienen sus privilegios a la hora de exportar al viejo continente. Se trata de La Anónima y Coto.

En el caso del supermercado de la familia Braun, su holding Sociedad Importadora y Exportadora de La Patagonia recibió 2.313 toneladas de Cuota Hilton y se ubicó segunda entre las mayores beneficiaras detrás de Quickfood. En enero pasado había recibido 2200 toneladas. La empresa es propiedad de Federico Braun, uno de cuyos sobrinos, Miguel Braun, es hoy Secretario de Comercio.

En lo que respecta a la cadena fundada por Alfredo Coto exportará 776 toneladas a la UE, de las 1200 que había recibido a principios de año.

Pero en tercer lugar en el reparto de la Hilton, detrás de Quickfood y La Anónima, aparece la empresa Friar, de la familia Vicentín, con 2.030 toneladas. Es el mismo grupo que el año pasado pagó u$s100 millones por las líneas de flanes, yogures y postres de SanCor.

En quinto lugar, después de JBS, se encuentra el frigorífico Gorina, con 1.745 toneladas, y perteneciente a la familia Riusech y sede en La Plata.

Otro frigorífico, el Rioplatense de la familia Costantini, ocupa el sexto puesto con 1.241 toneladas, mientras que luego aparece Arre Beef con 1710 toneladas de Cuota Hilton asegurada para este nuevo período.

Es más, entre los 10 principales grupos exportadores de carnes se quedaron con 17.997,5 toneladas de Cuota Hilton. Es decir, con el 67,5% del total que a valores actuales asegura negocios por casi u$s170 millones.

La resolución también autoriza a los adjudicatarios que alcanzaron al menos el 70% de ejecución del cupo contado a partir de julio pasado, a solicitar cupo adicional. Y establece además que a las plantas frigoríficas y proyectos conjuntos que en febrero de 2018 no certifiquen al menos el 60% del cupo asignado se les descontará proporcionalmente de la asignación, el tonelaje no certificado.

Las disposiciones surgen directamente del Ministerio de Agroindustria que dirige Ricardo Buryaile desde junio pasado ya que anteriormente la Cuota Hilton la distribuía el Ministerio de Economía.

Fuente:

Publicidad