28 de septiembre de 2017 13:43 PM
Imprimir

El Gobierno defendió el uso de agroquímicos ante los cuestionamientos del kirchnerismo

En Agroindustria dicen que sin aplicaciones "responsables" la producción de alimentos sería inviable

A partir del caso de una niña de 12 años que falleció a mediados de septiembre en la provincia de Corrientes por ingerir una mandarina contaminada con agroquímicos se abrió una nueva guerra entre medios kirchneristas y funcionarios macristas.

Es que, como era de esperar, el caso de la nena correntina fue tomado por sectores radicalizados que se oponen al uso de agroquímicos como un caso testigo de los supuestos males que causa el uso de estos productos en la producción de alimentos.

En el marco de dicha pelea, los medios afines al kirchnerismo involucraron directamente a María Beatriz “Pilu” Giraudo, quien es Coordinadora de Políticas Públicas para el Desarrollo Sustentabe del Ministerio de Agroindustria.

En rigor, los ataques a la funcionaria -de plena confianza del ministro Ricardo Buryaile- llegaron porque Giraudo presidió anteriormente y durante varios años la Asociación Argentina de Productores de Siembra Directa (AAPRESID).

En diálogo con LPO, Giraudo salió al cruce de los ataques recibidos en los últimos días: “Estoy impactada por el alto grado de desconocimiento con el que se habla acerca de la producción de alimentos en la Argentina”, señaló la funcionaria.

“En nuestro país contamos con más de 30 años de trabajo, datos y experiencias en lo que respecta al cuidado de recursos naturales siempre incorporando nuevas y mejores tecnologías más amigables con el medio ambiente”, aseguró Giraudo.

En la misma línea, la encargada de Desarrollo Sustentable lamentó “que se utilicen trabajos desestimados por diferentes ámbitos de la comunidad científica con el objetivo de manipular las afinidades políticas y falta de conocimiento de las personas”.

En defensa del uso responsable de agroquímicos y de tecnologías para el control de malezas, plagas y enfermedades, Giraudo explicó que sin su aplicación en trigo y maíz se perdería un 31% de la cosecha y un 100% de la producción de carne vacuna y aviar.

Además, otro dato que demuestra la importancia de los agroquímicos es que sin su uso se perdería alrededor de un 28% de la producción de trigo nacional y hasta un 78% del pan que se consume en el país a lo largo de todo un año.

“Permanentemente propiciamos las buenas prácticas agrícolas porque sabemos que la mejora continua, el compromiso y la innovación son el camino para producir más alimentos, cuidar el medio ambiente y proteger a las personas”, sostuvo Giraudo.

“Sueño con un país en el cual los funcionarios públicos tengamos la convicción de trabajar sin engañar a las personas porque creo en la transparencia, en la honestidad, en el respeto por las diferentes ideas y en el trabajo conjunto en beneficio de todos”, concluyó.

Fuente:

Publicidad