28 de septiembre de 2017 13:45 PM
Imprimir

El campo pidió baja de impuestos

Raúl Cavallo, titular de La Bolsa de Cereales, lanzó la Campaña Gruesa 2017/2018 y pidió al Gobierno mejorar la competitividad con mejor infraestructura y menos impuestos.

La Bolsa de Cereales de Buenos lanzó este miércoles la Campaña Gruesa 2017/18, un encuentro en que el da a conocer sus predicciones para el ciclo productivo.

El nuevo titular de la entidad, Raúl Cavallo, inauguró la jornada con un reconocimiento a la respuesta de los productores a la política agrícola de Macri: “Ha transcurrido una campaña agrícola que recogió los beneficios del cambio de política cuyas consecuencias fueron concluyentes”.

Y destacó que, en consecuencia en la última campaña se obtuvieron “una producción récord, un fluido comercio de granos en competencia entre los actores de la demanda, recuperación de volúmenes exportables junto con una mejora en los paquetes tecnológicos empleados y de ciertos indicadores de sustentabilidad ambiental”.

De este modo, “el nivel de actividad en crecimiento permitió, además, que la recaudación fiscal no se resintiera a pesar de la eliminación de los derechos de exportación para gran parte del sector y de la reducción en el complejo sojero”, aseguró.

No obstante, hizo hincapié en la necesidad de pensar en dar un “gran salto productivo” para lo cual es clave “contar con un mercado sano, competitivo y transparente”. Por lo que pidió que la Comisión Nacional de Valores revea las tasas fijadas para operar en el mercado de futuros.

“El fuerte incremento de tasas que impuso la CNV (Comisión Nacional de Valores) conspira contra este objetivo”, advirtió. Y continuó: “Estamos esperanzados en que las autoridades revean el esquema arancelario atendiendo al pedido de los operadores afectados, de manera de permitir su continuidad en la actividad”.

Luego de llamar la atención al Gobierno por los límites al crecimiento del sector que impone una “infraestructura inexistente” y dificulta la competitividad “especialmente en las regiones más alejadas de los centros urbanos y de exportación”, Cavallo sostuvo que último, señaló que “al hablar de competitividad no podemos evitar referirnos al sistema tributario”.

Aunque destacó que “el agro fue el primer sector en recibir una buena noticia al ver eliminados buena parte de los derechos de exportación”, consideró que “el sistema general sigue operando sobre la base de una pesada carga tributaria general, y en la cual es importante el peso relativo de impuestos distorsivos”.

“Esperamos que la reforma fiscal anunciada por el Gobierno sea el inicio de un camino hacia un sistema tributario que promueva la inversión y el desarrollo económico”, concluyó el titular de la Bolsa de Cereales

Fuente:

Publicidad