29 de septiembre de 2017 11:40 AM
Imprimir

¿Qué pasará con la soja y el maíz?

CompartiremailFacebookTwitterEn cuanto a la Producción de soja, indicó que “se termina la campaña con un área de 19.2 millones de hectáreas sembradas y un volumen de producción de 57.5 millones de toneladas, con un rendimiento record nacional”. “El área cayó, pero la producción no cayó porque hubo mayor inversión en tecnología que amortiguó la caída […]

En cuanto a la Producción de soja, indicó que “se termina la campaña con un área de 19.2 millones de hectáreas sembradas y un volumen de producción de 57.5 millones de toneladas, con un rendimiento record nacional”.

“El área cayó, pero la producción no cayó porque hubo mayor inversión en tecnología que amortiguó la caída en términos de producción. Para el nuevo ciclo estamos previendo una caída de 18.1 millones de hectárea, con una producción de 54 millones, que se debe principalmente a un escenario de inundaciones, expansión del área de maíz, expansión del área de girasol en el norte y más superficie de trigo”, explicó el especialista.

En cuanto al maíz, Copati señaló que “el área se puede expandir de 5.1 a 5.4 y el volumen previsto sube de 39 a 41 millones de toneladas y esto se debe fundamentalmente a siembras tardías”. “Prevemos que va a seguir entrando agua al sistema y la siembra de maíz temprano se va a dar en zonas elevadas. A medianos de noviembre el escenario va cambiar y empieza a liberarse parte de ese millón de hectáreas que estamos descartando de la región agrícola para este ciclo”, indicó.

Al respecto, aseguró que “si se van recuperando aéreas, se espera que gran parte sea capitalizado por maíz tardío, con mejores márgenes y mejor estabilidad de rendimiento. Bajo ese escenario puede expandir su área de 5.4 a 5.8 millones de hectáreas, es un incremento de 400.000 hectáreas y bajo este escenario alternativo, el volumen de producción podría ascender a 44,5 millones de toneladas”.

Asimismo, Copati sostuvo que “en girasol se ve una leve expansión del área de 1.7 a 1.8 millones de hectáreas y esto se debe a mayor intención de siembra en el norte del país. En términos de producción pasamos de 3.3 a 3.6 millones de toneladas”. En tanto que “para sorgo hay un leve incremento del área de solo 30.000 hectáreas, pero hay una caída en el volumen de producción de 3.2 a 3.1 millones de toneladas, y esto se debe a que va a pasar a ocupar ambientes de muy mala actitud agrícola, anticipó.

Fuente:

Publicidad