29 de septiembre de 2017 14:00 PM
Imprimir

La suba del dólar redujo lo que se lleva el Estado de la renta agrícola

Según la última medición trimestral de Fada, por cada 100 pesos que produce una hectárea, el fisco se lleva 71,1 pesos. En junio se llevaba 74,7 pesos

La participación del Estado dentro de la renta agrícola le trajo un alivio a los números del campo. Según el indicador que confecciona la Fundación Agropecuaria para el Desarrollo de Argentina (Fada) publicó su informe trimestral.

La última medición de la participación del Estado en la renta agrícola marcó 71,1 por ciento: es decir que por cada 100 pesos que genera una hectárea, el fisco se lleva 71,1 pesos.

En la medición anterior, en junio, había sido de 74,7 por ciento, mientras que hace un año fue de 65,4 por ciento.

 

Razones

“El incremento de los ingresos por encima de los costos hizo que mejorara la renta y bajara el indicador. El precio disponible en dólares del maíz y la soja subieron un siete y ocho por ciento con respecto a junio. Además, el dólar aumentó un nueve por ciento mientras que los costos aumentaron un 7,4 por ciento en estos tres meses”, precisó la Fundación.

En cuanto al aumento que se observa relación a un año atrás, si se compara con septiembre del año pasado, los costos de una hectárea promedio subieron un 27,7 por ciento, cuando el valor bruto de producción de una hectárea promedio en el país tuvo un incremento del 16,5 por ciento.

Impacto del clima

David Miazzo, economista jefe de FADA, advierte que es importante tener en cuenta que la baja del índice no aplica para los campos inundados, donde allí la situación es preocupante. “Por ejemplo, en provincia de Buenos Aires un productor que sembró 500 hectáreas de maíz enterró cerca de 2,5 millones de pesos. Los campos afectados por el agua viven situaciones alarmantes desde afrontar mayores costos para cosechar y transportar, pérdidas de una parte de la producción, o hasta perder el 100 por ciento de la inversión que se sembró”, admitió.

Índices provinciales

A partir de junio de 2017 Fada publica, con la misma frecuencia que su índice nacional, indicadores desglosados para las provincias de Buenos Aires, Córdoba y San Luis.

 

Mientras el índice Fada nacional midió 71,1 por ciento, el de Buenos Aires es de 65,7; Córdoba, 68,5; y San Luis, 68.

 

Lo que más impacta en esta comparación, es que San Luis, por ejemplo, tiene rindes menores y una renta por hectárea menor que las otras dos provincias. En términos absolutos, el impacto de los impuestos es exactamente al revés, una hectárea en Buenos Aires es la que más tributa, y una en San Luis la que menos.

Según Fada, los impuestos provinciales presentan divergencias. En el caso de Buenos Aires, significan unos 476 pesos por hectárea. “Al mismo tiempo, los partidos cobran sus propias tasas, la mayoría son tasas viales. Estas tasas significan, en promedio, unos 95 pesos por hectárea. Así, entre municipales y provinciales, una hectárea promedio en Buenos Aires debe tributar 555 pesos, representando un 3,3 por ciento del valor de la producción, o un 6,2 por ciento de la renta. En el caso de Córdoba, representa 1,7 por ciento del valor de la producción y 3,4 por ciento de la renta, y no existen los impuestos municipales”, precisó

Fuente:

Publicidad