30 de septiembre de 2017 11:09 AM
Imprimir

Japón importará más carne en 2018 y habrá mayor competencia

El mercado al que se apresta ingresar Uruguay presenta un firme consumo interno.
El mercado japonés de carne vacuna –al que Uruguay está casi pronto para ingresar– seguirá con un consumo e importaciones sostenidas en 2018, aunque en un escenario de dura competencia entre Estados Unidos y Australia. La producción doméstica operará estable respecto a los dos años anteriores. Así surge de las proyecciones de los técnicos del Departamento de Agricultura de EEUU (USDA, por sus siglas en inglés) en Japón, en un informe con fecha del 20 de setiembre.
La representación del USDA en Japón prevé que el nivel de consumo interno se mantendrá firme en 2018, con un total de 1,265 millones de toneladas contra los 1,26 millones del año anterior. Esto se deberá a la sostenida demanda de productos en los negocios de food service y de comida pronta para llevar, se indicó.
La faena –en un escenario de moderado ciclo de recomposición– se mantendrá en 2018 en los mismos niveles que el año anterior, en torno a los 1,045 millones de cabezas. Así la producción de carne en 2017 y 2018 se prevé en 465.000 toneladas.
“Dada la limitada oferta interna de cortes de grados medios y bajos precios –fresca y enfriada–, la demanda minorista por cortes enfriados de ganado de corral se mantendrá fuerte”, pronosticaron los técnicos del USDA.
En el primer semestre de 2017 la faena cayó 2% respecto a igual período del año pasado, con 488.600 cabezas. La producción de carne en ese período se mantuvo en 220.000 toneladas, debido a un incremento en el peso medio por carcasa respecto a la primera mitad de 2016.

Prevén aumento del 5,8%

Según el reporte, en 2018 las importaciones totalizarán 815.000 toneladas, 4,5% por encima de las 780.000 toneladas de compras externas con las que cerraría este año. Los stocks de carne al cierre de 2018 se ubicarían en 145.000 toneladas, un aumento de 9% respecto a fines de este año.
Los técnicos del USDA prevén que la competencia en el mercado nipón entre Estados Unidos y Australia se “intensificará” en 2018. “Un aumento modesto de la faena y de la producción de carne en ambos países asegurará una amplia oferta exportable de cortes enfriados y congelados para los mercados asiáticos, incluido Japón”, se explicó.
Los cortes estadounidenses de carne enfriada tendrán mayor competencia en el mercado minorista japonés por parte de Australia, que tendrá una mayor oferta y precios más bajos que en 2017.
Se recuerda la tarifa de salvaguardia que impuso Japón a partir de agosto a los cortes congelados estadounidenses. Esta salvaguardia se activó debido al salto en el consumo y las importaciones durante la primera mitad del año. Su aplicación “ha creado un sustancial diferencial en las tarifas entre los países con un acuerdo económico-comercial con Japón (Australia, México y Chile) y a aquellos que no lo tienen como Estados Unidos.
Fuente:

Publicidad