25 de noviembre de 2009 10:20 AM
Imprimir

Ventas de soja de EE.UU. impulsarán los precios

Las ventas de soja de Estados Unidos se mantendrían en un nivel alto, lo que impulsaría los precios de la oleaginosa, aunque las previsiones de la cosecha sudamericana de inicios de 2010 serán un factor clave en la fijación de los valores, dijo ayer la revista Oil World.

La escalada reciente en los precios de los futuros estadounidenses de soja responde a una demanda superior a la esperada de China, a la reducida oferta de Sudamérica y a las amplias exportaciones del grano del país norteamericano, agregó la publicación con sede en Hamburgo. «La cosecha de soja de Estados Unidos se está negociando a un ritmo impresionante y calculamos que, entre octubre y diciembre de 2009, la molienda y exportación de la oleaginosa sumará un récord de 30,2 millones de toneladas, un alza de 4 millones respecto del mismo período del año pasado», estimó la revista.

«Sin embargo, esto alcanzaría a compensar la caída de 6 millones de toneladas prevista para la oferta exportable de la Argentina y Brasil en el actual trimestre», afirmó Oil World.

La oferta de soja para exportar de Sudamérica sufrió recortes debido a las reducidas cosechas de comienzos del 2009, mientras que Oil World advirtió que el clima adverso recortaría la producción de la Argentina de inicios de 2010 a cifras inferiores a las previstas.

Las reservas mundiales de aceite y harina de soja descenderían a los niveles más bajos de los últimos años hacia finales de diciembre de 2009, lo que alentaría aún más el precio de la oleaginosa.

No obstante, el clima que se reporte en los principales productores sudamericanos antes del inicio de la cosecha, al principio de 2010, sumado a la demanda internacional, constituirá el factor decisivo en la determinación de los precios.

«Si las condiciones climáticas mejoran en Sudamérica, los valores de las oleaginosas y de la mayoría de los aceites vegetales podrían cotizar mixtos o con leves bajas en el corto plazo, dependiendo de las compras de India y China», explicó Oil World.

Por otra parte, la revista informó que los precios internacionales del aceite de girasol permanecerían altos debido a los pronósticos de cosechas más reducidas que las esperadas, especialmente en la Argentina.

Los valores del subproducto europeo treparon aproximadamente u$s 110 por tonelada desde el principio de noviembre, hasta alcanzar cerca de u$s 970 por tonelada -en el caso de la mercadería para entregar a corto plazo- el lunes pasado.

«Los precios subirían aún más debido a las previsiones de una fuerte caída de la producción de aceite de girasol en enero/setiembre 2010, que se ubicaría al menos 1,2 millón de toneladas por debajo de la del ciclo anterior», anticipó Oil World.

«La merma de la producción mundial podría ser todavía más pronunciada si la cosecha argentina del grano cae a 2,4 millones de toneladas o menos, lo que no puede descartarse. La situación podría ser explosiva», agregó la revista. Actualmente, la publicación especializada en oleaginosas y subproductos calcula que la producción argentina sería de 2,7 millones de toneladas en 2010, por debajo de los 3,08 millones de toneladas de la temporada previa. Además, la cosecha argentina reducida tendría una influencia decisiva sobre la oferta global y los precios en 2010.

La revista estima que la producción mundial del girasol de la campaña 2009/10 totalizará 31,3 millones de toneladas, una caída interanual de 3,2 millones.

Los recortes en las previsiones de cosecha de Rusia y la Argentina no fueron compensados por la elevación de los pronósticos para Ucrania, Rumania, Bulgaria y Francia, finalizó la publicación.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *