1 de febrero de 2018 21:44 PM
Imprimir

La Argentina amplía su porción en el negocio de la Cuota 481

CompartiremailFacebookTwitterCrece la participación de la Argentina en la cuota 481, el famoso cupo de 48 mil toneladas de carne de bovinos terminados a corral que no pagan aranceles en su ingreso a la Unión Europea (UE). Según datos relevados por el Ministerio de Agroindustria, en el primer semestre del ciclo que va de julio de […]

Crece la participación de la Argentina en la cuota 481, el famoso cupo de 48 mil toneladas de carne de bovinos terminados a corral que no pagan aranceles en su ingreso a la Unión Europea (UE).

Según datos relevados por el Ministerio de Agroindustria, en el primer semestre del ciclo que va de julio de 2017 a junio de 2018 los exportadores argentinos enviaron a la Unión Europea 3.743 toneladas por 35,7 millones de dólares, logrando un valor promedio por tonelada de 9.500 dólares.

Ese volumen significó el 7,7% del tonelaje total habilitado por la UE en los primeros seis meses del ciclo 2017/18, contra el 4,6% de participación que se alcanzó en igual período (julio-diciembre) del ciclo anterior.

Pese a la mayor participación en el negocio, el aporte argentino dista mucho del que tienen otros países. Por caso las ventas de Uruguay en el período analizado sumaron 7.930 toneladas, el doble que nuestro país, y las de Australia alcanzaron las 11.400 toneladas.

Además del beneficio arancelario, otra de las ventajas del acceso al mercado europeo a través de la cuota 481 es que los embarques se pueden completar con un set de cortes más amplio (17 en total) y no sólo con el lomo, cuadril y bife que son los que requiere la cuota Hilton. De ese modo se logra un mejor valor de integración de la media res, lo que incentiva la recría y posterior encierre de novillos que se terminan con kilajes de más de 440 kilos.

En 2017 entraron a los corrales 120 mil novillos  contra los 63.700 del año anterior, Y en este ítem el incremento fue del 87%. Por kilo de novillo, los feedloteros dicen estar cobrando en torno a los 38 PESOS, cuando el valor promedio de la exportación ronda los 35 PESOS por kilo de novillo.

Pero esa ventaja no parece suficiente estimulo. Los engordadores piden a la industria desde hace tiempo que se instrumente algún mecanismo contractual o comercial que les dé más certezas respecto de la demanda de carne lo que ayudaría a un mayor encierre en los corrales para cumplir con ese cupo.

Por Nicolás Razzetti

Fuente:

Publicidad