3 de febrero de 2018 10:38 AM
Imprimir

En el agro los errores se pagan caro !!!

Es de suma importancia un monitoreo protocolizado y estandarizado

Soy socio gerente de Lares SRL. Esta campaña de soja 2017/18 se desarrolla con una alta variabilidad de situaciones agronómicas en lo que respecta a las decisiones que hacen a la protección del cultivo. Las mismas se realizan lote a lote, siendo la causa de mayor impacto, la presencia de las precipitaciones dispares dentro de una zona acotada.

En este contexto, es de suma importancia el monitoreo de cultivo, el mismo debe estar protocolizado/ estandarizado con el objetivo que el técnico recolecte con precisión y exactitud las variables necesarias para la construcción de la toma de decisión agronómica. Será importante determinar correctamente el estado fenológico del mismo, a traves del uso de la escala de Fher y Cavinees, que divide el ciclo del cultivo en estados vegetativos y reproductivos.

El parámetro cobertura tendrá un efecto sobre la dinámica de enfermedades que avanzan de abajo hacia arriba, como mancha marrón, también en la persistencia de los insecticidas que actúan por ingestión. Este parámetro es importante para control de chinches, debido a que parte se realiza con insecticidas que actúan por contacto. A mayor cobertura del entresurco, aumenta la dificultad de la llegada al blanco, que determina caídas en la eficiencia de control.

A través del monitoreo, se analiza si es necesario la realización de una pulverización que combine distintas adversidades. Cuando estamos alcanzado el 100% de cobertura del entresurco, es muy común realizar la aplicación de herbicidas o en algunos casos fungicidas. Es, en este momento crítico, que debemos decidir a través del monitoreo si es necesario o no, el agregado de un insecticidas.

En muchos casos el insecticida es agregado por decreto, sin la presencia insectos, afectando la rentabilidad del cultivo, la dinámica de insectos benéficos y la sustentabilidad del sistema. Otro un error común que lleva la falta de relevamientos semanales a campo, es el agregado de insecticidas para el control del orden de los lepidópteros cuando en realidad la problemática era chinche. Hay que entender el sistema para el manejo de las adversidades, ir de lo general a lo particular. Hay que estar conectados en redes de alerta de plagas, bajar a un nivel de qué sucede en mi localidad y luego ver a nivel del establecimiento.

La escala sería a nivel de lote y los macros y micro ambientes. La capacitación del “recorredor”, la aplicación de los protocolos de muestreo y los registros ordenados permitirán generar decisiones más pensadas y ajustadas a la necesidades.

Fuente:

Publicidad