4 de febrero de 2018 14:04 PM
Imprimir

Etchevehere perdió mucho más que 500 mil pesos

La autoridad moral del ministro fue cuestionada por Macri, que lo forzó a devolver los fondos a la Sociedad Rural.

El ministro de Agroindustria, Luis Miguel Etchevehere, no tenía ninguna intención de devolver el bono de 500 mil pesos que cobró por parte de la Sociedad Rural (SRA). De hecho, semanas atrás pasó por alto un pedido expreso de un grupo de delegados de la entidad -que presidió durante cinco años- para que reintegre el dinero.

Sin embargo, existen una serie de razones políticas que llevaron al ministro a hacer algo que no quería hacer. En primer lugar, el “TriacaGate” sacudió a todo el Gabinete y obligó a Etchevehere a dar respuestas ante las reacciones negativas de la opinión pública que cuestiona cada vez con mayor dureza este tipo de conductas antiéticas.

El funcionario macrista también se anticipó al dictamen que emitirá en los próximos días la Oficina Anticorrupción (OA) que, tal como publicó LPO, evaluaba recomendarle que devuelva el dinero. Ahora habrá que esperar algunos días más para ver qué dice el organismo que conduce Laura Alonso.

De todas maneras, el pre-informe de Alonso es lapidario porque encontró, no sólo contradicciones en los fundamentos de Etchevehere y de la Sociedad Rural, sino que, en otras palabras, sostiene que el ministro ostentó su cargo público, su poder y su influencia condicionando una votación en una entidad que presidió.

La jugada de Etchevehere también intenta ponerle punto final a un escándalo que reveló este medio y que iba en franco ascenso. El tema es que jamás el principal involucrado en un asunto de tales características puede decidir cuándo finaliza. Los que deben establecer si el ministro violó la Ley de Ética Pública y/o si cometió el delito de “dádivas” son la OA y la Justicia que tiene en sus manos una denuncia sobre el caso.

Devolviendo el dinero, Etchevehere también busca dar un ejemplo dentro de su propio Ministerio donde él mismo prepara un plan que contempla una fuerte reducción de subsecretarías en el marco del ajuste de cargos políticos que ideó la Casa Rosada. Es que el ministro no podrá tomar ninguna medida de ajuste sino empieza por casa.

El jefe de Gabinete, Marcos Peña -por orden de Mauricio Macri- le exigió a Etchevehere devolver el dinero a la Sociedad Rural tratando de evitar otro escándalo en el Gabinete o, definitivamente, tener que echarlo a menos de tres meses de asumido.

En este contexto, resulta apropiado analizar el texto que publicó Etchevehere al momento de anunciar la devolución del bono. Allí el ministro dice: “Cumplo mi deseo de ratificar mi firme e incólume vocación con la ética, legalidad y transparencia, priorizando la defensa de lo actuado, convencido de haberlo hecho con absoluta corrección”.

Enseguida, Etchevehere destaca “la necesidad de destinar mis energías y capacidades a desarrollar el cargo con el que fuera honrado, sin distracciones estériles, no solo en aras del bien de la agroindustria, sino del país y la sociedad toda”.

Algunos puntos que no quedan claros: ¿Por qué Etchevehere devuelve el dinero que cobró si está convencido que actuó legalmente? ¿No debería el ministro aguardar el dictamen de la OA o de la Justicia si total, como él dice, actuó con absoluta corrección?

Etchevehere está convencido que esta discusión le genera “distracciones estériles”. Si de verdad fuese así, ¿por qué entonces demoró más de dos meses en devolver el dinero a la entidad que presidió? Con el texto publicado, Etchevehere deja en evidencia que no actuó por convicción, sino más bien por una cuestión de “alineamiento político” en un momento en el que la imagen del Gobierno está en baja.

Los que entienden del tema no tienen dudas que, como mínimo, el ministro violó la Ley de Ética Pública para cobrar dinero que él mismo solicitó (en realidad había pedido 1 millón de pesos) con el objetivo de compensar la pérdida salarial que sufriría por aceptar el cargo de ministro en comparación con su puesto de presidente de la Sociedad Rural.

Indudablemente, si el dictamen que emitirá la OA sobre el caso Etchevehere no está a la altura de las circunstancias, se perderá una oportunidad inmejorable para dotar de republicanismo al sistema en una Argentina viciada por la corrupción.

Otro aspecto menos importante, pero por demás curioso es que los $ 500 mil que cobró Etchevehere el 14 de noviembre pasado representaban, al tipo de cambio del día del Banco Nación, unos 28.200 dólares. Este jueves devolvió esos mismos $ 500 mil que ahora equivalen a 25.400 dólares (unos u$s 2.800 menos o un 10% de lo que cobró).

De todas maneras, está claro que no se trata de una discusión económica. Etchevehere lo sabe mejor que nadie porque de esta forma, ni bien asumido, desperdició su autoridad moral y un capital incalculable que es la confianza -casi ciega- que le tuvo el presidente a la hora de nombrarlo para ocupar un cargo público de enorme importancia.

Fuente:

Publicidad