9 de febrero de 2018 00:25 AM
Imprimir

Reintroducen guanacos en el Cajón del Maipo para mejorar el bosque

Chile : La especie nativa prácticamente desapareció de la Región Metropolitana

Alguna vez, antes de la llegada de los españoles, los guanacos de la actual Región Metropolitana eran tan abundantes como en la Patagonia. Pero esas grandes poblaciones comenzaron a perderse y ya hace un siglo eran poco frecuentes en el Cajón del Maipo. Hoy, en la mayoría de la zona, ya no quedan.

Pero su casi total desaparición ha tenido un impacto en la vegetación local. Al ser el único herbívoro nativo de esta zona, el guanaco cumplía una importante función ecológica en el ecosistema, explica Matías Guerrero, biólogo del Instituto de Ecología y Biodiversidad (IEB).

“Técnicamente, habría que describirlo como un ingeniero ecosistémico, porque genera estructuras para que otras especies puedan asentarse”, dice.

Es así como cumplían una importante función como dispersores de semillas y enriquecedores de suelos, lo que permitía la germinación de diversas especies de flora, en beneficio directo del bosque esclerófilo, formación vegetal propia de Chile. Pero su desaparición de esta zona provocó la pérdida de este beneficio.

Por ello es que desde el año pasado en el IEB trabajan en la reintroducción del animal en la zona del Cajón del Maipo. Ya han logrado insertar dos machos juveniles de cuatro años en el Santuario de la Naturaleza Cascada de las Ánimas. El primero llegó en julio pasado y el segundo está allí desde el viernes último.

Ambos están esterilizados, porque la idea primero es analizar su impacto en el ambiente, particularmente en la vegetación, y también conocer sus desplazamientos, para lo cual les instalarán collares con GPS en cinco meses más, cuando lleguen desde EE.UU.

“Hicimos un listado preliminar de lo que había en el sector para ver posteriormente cómo evoluciona la vegetación con su presencia”, dice el experto. Es la primera vez, por lo menos desde hace un siglo, que ese ambiente está recibiendo este tipo de animales.

“El guanaco es algo así como un jardinero natural, pero que se extinguió localmente producto del cambio de uso de suelo y la depredación por parte del ser humano. Hay relatos de las grandes matanzas que hubo en la zona central”, agrega Guerrero.

Familia viable

Otro rol que cumplía el guanaco era el de fabricante de caminos. “No es un animal que anda a tontas y a locas por el cerro o el valle, sino que tiene rutas fijas”.

Y a diferencia del ganado ovino, caprino y bovino, sus pezuñas no degradan el suelo, lo que hace que los pequeños árboles se regeneren fácilmente.

La liberación de los dos juveniles es el primer paso para el asentamiento futuro de una familia. “La idea es que aumente su población, porque a medida que ello ocurra, vamos a ver efectos en la recuperación del bosque”.

Para ello están en conversaciones con personas que mantienen guanacos en predios privados. La idea es conseguirlos mediante donación o compra directa.

Si la iniciativa resulta, esperan reintroducirlos en otros lugares del Cajón del Maipo, adelanta el especialista.

Richard García
Vida Ciencia Tecnología

Fuente:

Publicidad