16 de febrero de 2018 17:14 PM
Imprimir

EL CAMPO HABLA . . . . .

CompartiremailFacebookTwitter…que, con apenas 3 días hábiles por los feriados de Carnaval y los paros bancarios que acotaron aún más la operatoria financiera, en lo que va de febrero fue muy poco lo que se pudo operar en el plano empresarial, más aún en el sector granario donde los camioneros autoconvocados (que querían que se “impusiera” […]

…que, con apenas 3 días hábiles por los feriados de Carnaval y los paros bancarios que acotaron aún más la operatoria financiera, en lo que va de febrero fue muy poco lo que se pudo operar en el plano empresarial, más aún en el sector granario donde los camioneros autoconvocados (que querían que se “impusiera” la tarifa por resolución) impidieron el libre movimiento de fletes, lo que provocó una gran demora de buques en el “up river”, sobre Rosario, donde se juntaron cerca de 70 barcos. Aún ayer seguían los problemas en Quequén sin que, aparentemente, las autoridades pudieran garantizar la libertad de trabajo y la seguridad de las cargas, mientras desde el viernes pasado hay una tensa calma en los restantes puertos (controlados por la Gendarmería), hasta el jueves próximo, cuando los camioneros serán recibidos por el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich. Junto con esto, y por la persistente sequía, las cotizaciones agriosas siguieron su escalada alcista, aunque como dice el analista Ricardo Baccarín, “buenas noticias por las malas razones”, suben los precios pero, justamente, por la caída que se espera en la cosecha argentina de granos gruesos.

…que, mientras algunos comentaban el glamoroso cumpleaños de Alejandro Roemmers en Marruecos, donde también hubo entre los 600 invitados, algunos empresarios del sector (como los propios miembros de la dinastía farmacéutica), otros siguen muy preocupados por la evolución de la campaña gruesa y las pérdidas crecientes ante la falta de buenas lluvias. De hecho, el especialista Gustavo Oliverio ya está vaticinando la soja bien por debajo de los 50 millones, mientras que en maíz las pérdidas serán de magnitudes similares y, según la Bolsa de Cereales, ya perforó los 40 millones que se preveían. De darse este escenario, arrojaría una nueva acumulación de deudas para los productores que no pudieron sembrar, o que no alcancen a compensar con precios los menores rindes, y también será un muy mal año para el Gobierno, ya que ingresarán menos divisas, y los menores ingresos por retenciones de soja se verán acentuados por la baja gradual de este gravamen que, para fin de año, se habrá recortado en otro 6%, a 24% para el poroto.

…que, mientras como siempre a esta altura del año los fruticultores comienzan nuevamente las protestas por la falta de soluciones estructurales (hubo un “frutazo” en Mendoza), el previsible malhumor del personal que queda en la avícola Cresta Roja, por los atrasos en el cobro de haberes, se hicieron sentir ayer en la 9 de Julio ya que marcharon junto a otras organizaciones sociales. Del otro lado, la intempestiva e inusual suba internacional de la leche en polvo, que ayer en remate llegó a tocar los u$s5.000 por tonelada para la fortificada, según ValorSoja, hizo abrir una leve esperanza para la cadena láctea, jaqueada desde hace tiempo, y con una perfomance muy por debajo de sus posibilidades. De hecho, el año pasado, volvieron a caer casi 25% las exportaciones, junto con la menor producción local que apenas está rondando los 9.000 millones de litros.

…que, hasta ahora sigue sin conocerse el plan oficial de reducción de Agroindustria, después de la significativa (e injustificada) ampliación de di siembre de 2015. Entre los trascendidos solo se escuchó que muchas de las oficinas locales del Senasa volverían a las sociedades rurales y cooperativas del interior (como antes de 2008), lo que permitiría un ahorro interesante y, simultáneamente, un ingreso adicional para las organizaciones, generalmente deficitarias. Por otro lado, el previsible recorte de fondos terminaría de desarticular al Fondagro que, ya sin recursos, quedaría reducido a una oficina de recupero de los fondos otorgados. A su vez, su titular, Ernesto Ambrossetti, volvería a la Rural donde se desempeñaba como economista en jefe. El resto siguen siendo datos globales y sin mayor lógica, puesto que el organigrama anterior quedó totalmente desarticulado y el nuevo aún no aparece.

Fuente:

Publicidad