19 de febrero de 2018 18:03 PM
Imprimir

Grave: la industria frigorífica del Chaco no podrá cumplir con los controladores electrónicos de faena

Si para el miércoles 28 de este mes, los frigoríficos y mataderos de todo el país no tienen instalados sus equipos de controladores electrónicos de faena no podrán operar, lo cual para el Chaco implica que ninguno de los 16 frigoríficos ni los 37 mataderos que funcionan podrán hacer faena.

Esto, significaría el ocaso de la industria frigorífica chaqueña, con el agravante de que, según la voz de los empresarios del sector, aumentará la evasión y el abigeato, ya que el sistema impuesto a nivel nacional y consensuado por las entidades que forman parte de la Mesa de la Carne y organismos como AFIP y Senasa, les será exigido a quienes estén inscriptos como tales.

frigo.jpg
A partir del próximo jueves 1 de marzo no se podrán faenar animales sin controlador electrónico.

Hay gran preocupación en el sector de la industria cárnica chaqueña, ya que consideran que la medida “no es mala, pero es impracticable para regiones como el Chaco” por varias razones, como la falta de conectividad.

A partir del próximo jueves 1 de marzo, no se podrán faenar animales sin controlador electrónico, una medida adoptada por la AFIP que en el caso del Chaco se complica su funcionamiento por la brecha de conectividad existente.

Se trata de un sistema de balanzas y cámaras de video sincronizadas que permiten capturar datos e imágenes de la faena en los frigoríficos y mataderos del país.

“Hay voluntad de ponerlo en marcha, es más, no sería un problema en si mismo, pero lo que ocurre es que hay un gran problema de conectividad en esta región del país, y a veces, si siquiera señal de teléfonos celulares tenemos y los servicios que tienen teléfonos de línea fija también tienen problemas, es una medida de neto corte centralista porteño”, señalaron empresarios del sector.

Los controladores electrónicos de faena (CEF) son un sistema de balanzas y cámaras de video sincronizadas que permiten capturar datos e imágenes en el palco de faena de todos los frigoríficos y mataderos del país y transmitirlos encriptados en tiempo real al centro de monitoreo de la Dirección de Control Comercial Agropecuaria.

De acuerdo con el compromiso asumido tanto por las entidades que integran la Mesa de las Carnes como por las entidades oficiales, quien no demuestre fehacientemente haber adquirido los equipos para el próximo 28 de febrero no podrán faenar ganado bovino.

 

 

Gran potencial, grandes trabas

La industria frigorífica del Chaco, viene intentando despegar y tiene un enorme potencial que, no obstante, se ve sometido a la presión fiscal y a las nuevas normativas que la AFIP dispuso.

El sector, tiene 16 plantas instaladas, faena 215.000 cabezas anuales, pero tiene una capacidad ociosa de entre un 35 a un 45%. La faena de las plantas, a las que se agregan los 37 mataderos diseminados en todo el territorio provincial, abastece el 50% del consumo local.

Entre plantas frigoríficas y mataderos habilitados, en el Chaco se faenan 250.000 cabezas por año, que permite abastecer al 50% del consumo del mercado interno, según un informe de la Cámara Frigorífica del Chaco al que accedió NORTE.

En la provincia, hay instaladas 16 plantas frigoríficas que faenan 215.000 cabezas anuales, sumando a ello 37 mataderos que hacen el servicio de 35.000 cabezas, haciendo un total de 250.000 anuales.

La radiografía del sector da cuenta que la capacidad ociosa en las plantas es de aproximadamente entre un 35 y 45%, hecho altamente significativo para las proyecciones que puedan efectuarse.

A la par, hay que destacar que la faena de frigorífico del chaco abastece un 50% del consumo, sumando un hecho no menor: Chaco, con 2.500.000 cabezas de ganado, tiene 16 plantas instaladas, y Corrientes con casi 6.000.000 solo tiene dos.

“Creo que nosotros estamos mejor que los demás en cuanto a capacidad de faena en frigorífico instalada”, comentó a NORTE un empresario del sector.

Vence el pago a cuenta

Este viernes 23, vence el plazo para el pago a cuenta por parte de los frigoríficos en el marco de lo dispuesto por la Administración Federal de Ingresos Públicos -AFIP- mediante Resolución 4152-E, que estableció que los frigoríficos faenadores quedan obligados a ingresar un pago a cuenta por las contribuciones del régimen de seguridad social como requisito para obtener la autorización del Ministerio de Agroindustria para la faena de animales del mes siguiente.

La medida -considera el organismo- tiene como objetivo “combatir la gran evasión de los recursos de la seguridad social detectada en las fiscalizaciones realizadas en este sector”, según indicó el organismo en un comunicado oficial.

Para Eduardo Carrara, presidente de la Cámara Frigorífica del Chaco, esta medida “ya estaba operando y en realidad, habla de pagar por adelantado algo que inevitablemente hay que hacerlo”, dijo, pero cuestionó que el canon se tenga que hacer por cabeza faenada y no por cantidad de personal que tenga una planta frigorífica.

Según la AFIP, el cálculo surge de multiplicar $40 por animal faenado, tomando como base el promedio mensual de faena del trimestre anterior al pago. Los frigoríficos deberán depositar el mismo mediante transferencia electrónica de fondos hasta el 23 de cada mes y operará a cuenta de las contribuciones patronales con destino a la seguridad social”, se detalló.

De esta manera, la medida se integra a la de marzo pasado, que fijó un pago a cuenta de IVA por cabeza faenada.

La AFIP informará periódicamente a la Subsecretaría de Control Comercial Agropecuario los pagos realizados y la misma no habilitará la faena a quienes no hubieran cumplido con esta obligación. Además serán suspendidos por la AFIP del Registro Fiscal de Operadores de Carnes.

Fuente:

Publicidad