15 de junio de 2010 13:42 PM
Imprimir

La FDA Necesita Supervisar la Seguridad de los Alimentos

La Administración de Alimentos y Medicamentos de EE. UU. (FDA) no está equipada para manejar los problemas de los suministros de alimentos, por lo que necesita una reforma, informó un panel de expertos del gobierno.

Para actuar de manera rápida, la FDA debe concentrar sus esfuerzos en identificar y abordar las áreas de alto riesgo y en la prevención de enfermedades transmitidas por alimentos.Entre otras cosas, el informe recomienda que se conceda a la FDA la autoridad para retirar productos alimenticios del mercado y para delegar la responsabilidad de las inspecciones a los estados, que ya manejan cerca del 60 por ciento de esta tarea. Un panel de expertos distinguidos concluyó que la FDA no tiene ni los recursos ni las facultades que necesita para mantener nuestros alimentos seguros", señaló Jean Halloran, director de iniciativas en políticas alimentarias de Consumers Union, en una declaración preparada. "El informe recomienda al Congreso que actúe para dar autoridad a la FDA para ordenar el retiro del mercado de alimentos contaminados, facultad de la que asombrosamente aún carece. El informe también exhorta al Congreso que exija a todas las compañías que fabrican alimentos que se registren en la FDA para actuar de manera proactiva a fin de prevenir enfermedades transmitidas por alimentos, y que informen a la FDA cuando detecten productos adulterados. La FDA necesita todas estas facultades así como ordenar la inspección de las compañías alimenticias de alto riesgo al menos una vez al año. Aunque la Cámara de Representantes aprobó un proyecto de ley en julio del año pasado que dotaría a la FDA de la mayor parte de lo que necesita, la reforma aún sigue estancada en el Senado. Ahora ha llegado el momento de que el Congreso actúe.La FDA, que está supuesta a supervisar la seguridad del 80 por ciento de los suministros de alimentos de Estados Unidos. se ha visto asediada por una serie de brotes recientes de enfermedades transmitidas por alimentos. Esto ha conducido al retiro del mercado de aderezos para ensalada, tentempiés, mezclas para sopas, pistachos y cacahuates contaminados con salmonela, entre otros productos alimenticios.
La debate del cacahuate del año 2009 enfermó casi a 700 personas y podría haber contribuido a al menos nueve muertes, informó la FDA.
De acuerdo con Wallace, la agencia ahora necesita centrarse en identificar las principales amenazas al sistema alimenticio del país. Sin esta información, no pueden identificar dónde se necesitan los recursos ni determinar las mejores políticas de intervención. Mientras tanto, el Congreso tiene la tarea de rediseñar la legislación en cuanto a la autoridad de la FDA como centro de registro, control preventivo, retiro del mercado, presentación de informes de productos contaminados y prohibición de importaciones si la salud pública está en riesgo.  Un proyecto de ley que cubre algunos de estos puntos ya fue aprobado por la Cámara de Representantes. Por su parte, la FDA espera revisar el informe del OIM en mayor detalle, el informe pone claramente de manifiesto la necesidad de promulgar la legislación pendiente que concede una gran parte de la autoridad y recursos necesarios para ayudar en nuestros esfuerzos a fin de garantizar la seguridad del suministro de alimentos del país.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *