16 de junio de 2010 13:11 PM
Imprimir

Persiste el conflicto en el Tomás Arias y no se cumpliría con la cuota Hilton

Sin soluciones a la vista para el conflicto empresarial que mantiene parado al frigorífico de Riachuelo, el cumplimiento de la cuota "Hilton" sería imposible. El ministro de la Producción, Jorge Vara, pidió una prórroga en el plazo de embarque, que está siendo analizada por Nación.

Está confirmado que la Argentina no podrá cumplir con su cuota anual de carne de alta calidad para la UE.
EL DATO
Un grupo de productores de Sauce, Curuzú y Goya, quienes recibieron un cupo de 30 toneladas para el ciclo 2009/2010, pidieron ampliar su asignación para el próximo período.

Desde febrero el frigorífico Tomás Arias, de la localidad de Riachuelo, se encuentra parado debido a un conflicto empresarial que mantiene en vilo a más de 200 trabajadores. Teniendo en cuenta que no se realizan faenas, la industria no podría cumplir con el cupo de cortes “Hilton” que le fue asignado por la Nación y que tiene vencimiento a fines de este mes. Por ello, desde el Ministerio de la Producción se solicitó una prórroga en el embarque de la carne, aunque la normalización de la planta se sigue haciendo esperar.
Es casi un hecho que el Tomás Arias no logrará cumplir con la cuota “Hilton” que le fue asignada para el período 2009/2010, en consonancia con frigoríficos y grupos de productores ganaderos de todo el país. Pero en el caso de la planta industrial ubicada en el camino de acceso a San Cayetano -jurisdicción de Riachuelo-, no se trata de trabas o demoras en el reparto por parte de la Oficina Nacional de Control Comercial Agropecuario (Oncca), como fue denunciado por empresas y ganaderos a raíz del incumplimiento en el envío de las 28.000 toneladas de carne de alta calidad a Europa.
El conflicto empresarial que se desató a inicios de este año debido a una disputa entre la empresa de capitales alemanes que alquilaba la industria y el propietario de las instalaciones, que dejó cesantes a más de 250 operarios, quienes se mantienen solamente con un subsidio de $600 mensuales que el Gobierno de la provincia gestionó ante Nación. Esto provocó que el frigorífico no faene desde esos días y se encuentra en tratativas de llegar a una solución que permita reanudar las actividades y devolverle su fuente de in-gresos a los trabajadores.
“La solución tenía que estar para estos días, pero se está dilatando”, explicó a El Litoral el ministro de Producción, Trabajo y Turismo, Jorge Vara. El funcionario admitió que es prácticamente imposible que el emblemático frigorífico logre cumplir con las 300 toneladas de carne que le fueron asignadas para exportar a Europa, ya que el plazo vence el próximo 30 de junio y no hay indicios de una solución que pueda esperanzar a los trabajadores.
Por esta cuestión, en una reunión desarrollada hace algunas semanas en la provincia de Santa Fe, los ministros de Producción de las provincias del NEA solicitaron al titular del Ministerio de Agricultura y Ganadería de la Nación, Julián Domínguez, una prórroga en estos plazos, teniendo en cuenta los problemas que acontecen no sólo con esta in-dustria en Corrientes, sino también en el Chaco, Formosa y Misiones.
“Todavía no tuvimos respuestas del pedido; las esperamos a la brevedad”, dijo el funcionario correntino, considerando que los plazos se vienen encima. El ministro correntino sostuvo en este aspecto que “el Tomás Arias es un frigorífico que funciona solamente con exportación”. Cabe señalar en este aspecto, que de no cumplir con el cupo actual, el Tomás Arias podría quedar afuera del nuevo reparto que se avecina para el período 2010/2011, para el cual la empresa de Riachuelo solicitó a la Oncca un mínimo de 200 y un máximo de 500 toneladas.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *