16 de junio de 2010 13:20 PM
Imprimir

Incitan a los productores a usar datos de cajas negras

El delegado de la Federación Rural en el INAC, Emilio Mangarelli, consideró que el reciente exhorto pidiéndole a los productores y a los frigoríficos que pacten el pago del ganado en el pre-dressing, es un paso muy importante para los ganaderos.

Esta semana, un exhorto apoyado por los delegados de los productores y por los del Ejecutivo, puso fin, dentro de la junta del Instituto Nacional de Carnes, al análisis de la propuesta de eliminar un decreto de la década del 70, que establece el prolijado obligatorio de la res en los frigoríficos.

El documento fue dado a conocer ayer a la opinión pública y resuelve, textualmente: "exhortar a productores y plantas frigoríficas a la concreción de transacciones de compra y venta de hacienda sobre la base del peso de las medias reses en el puesto 3 de cajas negras (balanza previa al dressing), generando una opción real de transacción en el referido puesto".

Los ganaderos siempre pidieron tener la opción de poder pactar los negocios en este puesto dentro del proceso industrial (el pago en tercera balanza) y el Instituto Nacional de Carnes publica en su página (inac.gub.uy) la información correspondiente a lo que pesa el animal sin cabeza, sin patas y evicerado, pero sin el prolijado de la res que se hace en el proceso industrial, donde se le quitan cobertura de grasa, retoque de degolladura y otros tejidos.

"La Federación Rural siempre pidió que existieran todas las modalidades de precios para poder vender en la balanza que el productor considere más conveniente para su ganado", recordó Mangarelli, justificando el apoyo del exhorto.

"Con los datos que generan las cajas negras, el productor sabe si le conviene vender su ganado en ese puesto o en otro", agregó. Hasta ahora, el problema que había era que los frigoríficos no pasaban precio en ese puesto y en el caso de la única planta que puso en el mercado esa opción (Planta de Solís perteneciente a Breeders & Packers) los productores no la utilizaron como se preveía.

"El problema es que los productores no entramos a ver los datos de las cajas negras", explicó el delegado de la Federación Rural en el INAC, asumiendo la culpa de "no saber explicar las bondades de las cajas negras a los productores".

A partir del exhorto se abre una nueva opción, que para los productores no altera la libertad de mercado.

"Aquel productor que tiene confianza para vender en cuarta balanza (luego del dressing) es bueno que siga haciéndolo. Aquel que se queja de los rendimientos, que mire los datos de su ganado que generan las cajas negras, analice los números y busque la mejor opción al vender", aconsejó Mangarelli.

El País intentó contactar a varias fuentes de la industria frigorífica para conocer su postura de no apoyar el exhorto aprobado el lunes en la reunión de la Junta Directiva. Sin embargo, este sector mantuvo la reserva y guarda silencio.

Días atrás, el propio ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca, Tabaré Aguerre, le había dado un tirón de orejas a los productores, exhortándolos a utilizar la información generada por las cajas negras, que le costaron a la cadena cárnica millones de dólares y que aportan datos reales y puntuales que antes eran desconocidos para los ganaderos.

El último dato publicado en la página del INAC marca un valor de US$ 2,515 por kilo de carne, con un rendimiento del ganado (también promedio) de 56,42 por ciento, mientras que en cuarta balanza (por kilo de carne luego del dressing) el precio fue de US$ 2,751. La información pertenece al período comprendido entre el 30 de mayo y 5 de junio.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *