17 de junio de 2010 06:48 AM
Imprimir

Celebrada la XIV asamblea general de Ancoporc

Ancoporc ha celebrado su XIV asamblea general en la que ha tratado de dar una visión a sus asociados sobre los motivos que van a ocasionar que España tarde más en recuperarse de la actual situación económica.

Para ello, el catedrático emérito de la Universidad Complutense de Madrid, Juan Velarde, ha ofrecido una visión clara sobre los problemas que acucian a la economía española, empezando por la falta de competitividad y por el modelo de crecimiento que ha seguido España, de una forma rápida. En opinión de Velarde hay que llevar a cabo cambios estructurales en campos como el sector energético, el mercado laboral, los niveles y la exigencia en la educación, el sistema financieron, entre otros temas. Por otro lado, Carlos Escribano, director general de Recursos Agrícolas y Ganaderos del MARM, ha mostrado la evolución del sector porcino durante los últimos 3 años, destacando el importante papel que tiene dentro del conjunto de la economía. Escribano ha destacado que la estabilidad del sector comienza a depender de la marcha de las exportaciones ya que más del 30% de la carne que se produce está destinada a la exportación. Escribano hizo referencia a un estudio elaborado por el MARM en el que se analizan los costes de producción del sector porcino en toda la cadena alimentaria. Según este informe, del precio final que paga el consumidor, el 30% corresponde a los costes ganaderos de producción. Añadió además que el impulso que ha tomado el sector ibérico ha motivado que, debido a la sobreproducción ganadera de ibérico, a finales del pasado año prácticamente estuvieran igualados los precios de los cerdos ibéricos con aquellos cerdos de capa blanca. La clausura del acto corrió a cargo de Alicia Villauriz, secretaria general de Medio Rural del MARM, que destacó las buenas perspectivas del sector porcino y afirmó que se ha sabido adoptar problemas y retos que ha sufrido a lo largo de los dos últimos años. Sin embargo debe afrontar nuevos retos, como la apertura de nuevos mercados, que resutan importantes en un sector tan dependiente de las exportaciones. Villauriz recalcó además, que en el futuro, la normativa relativa al sector porcino deberá ser más sensata y equilibrada con el sistema de producción actual. Sus exigencias y calidad de producto final debe ser homologada y reconocida por parte del resto de países, sobre todo aquellos a los que España opta a exportar

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *