17 de junio de 2010 09:12 AM
Imprimir

El INAC (Uruguay)  exhorta al pago previo al dressing

La Junta del Instituto Nacional de Carnes (INAC), aprobó un exhorto dirigido a productores e industriales, para que concreten transacciones de compra y venta de hacienda en la balanza de pre dressing, en el puesto 3. La Resolución indica que "a lo largo del tiempo, han existido discusiones con relación a los rendimientos de las reses sobre la base del peso de las mismas en la 2ª balanza (hoy puesto 4), luego de la operación de dressing".

Agrega que el Sistema Electrónico de Información de la Industria Cárnica, (Seiic-cajas negras), provee pesos en el puesto 3, previos a la operación de dressing, y por lo tanto, sería razonable entender que la adopción de los pesos tomados en ese puesto contribuiría a superar la divergencia, sin perjuicio de las demás formas de comercialización que existen.
El consignatario Jaime Escardó, opinó que mientras toda la industria no acuerde pagar el ganado pre dressing, va a seguir la discusión sobre los rendimientos y el valor del ganado.
“Mientras la industria no quiera, y sea toda la industria, no uno, no va a salir. Cuando toda la industria llegue a pagar el ganado en la pre dressing, el mercado mismo va a decir cuál es el precio. Terminaría la discusión famosa de los rendimientos”.
En cuanto al comportamiento del mercado, Escardó explicó que la oferta es reducida con disminución de faena y ajuste en los valores.
Paso importante
El delegado de la Federación Rural en el INAC, Emilio Mangarelli, consideró que este es un paso muy importante para los ganaderos.
“La Federación Rural siempre pidió que existieran todas las modalidades de precios para poder vender en la balanza que el productor considere más conveniente para su ganado”, recordó Mangarelli, justificando el apoyo del exhorto.
“Con los datos que generan las cajas negras, el productor sabe si le conviene vender su ganado en ese puesto o en otro”, agregó. Hasta ahora, el problema que había era que los frigoríficos no pasaban precio en ese puesto y en el caso de la única planta que puso en el mercado esa opción (Planta de Solís perteneciente a Breeders & Packers) los productores no la utilizaron como se preveía.
“El problema es que los productores no entramos a ver los datos de las cajas negras”, explicó a El País, asumiendo la culpa de “no saber explicar las bondades de las cajas negras a los productores”. “Aquel productor que tiene confianza para vender en cuarta balanza (luego del dressing) es bueno que siga haciéndolo. Aquel que se queja de los rendimientos, que mire los datos de su ganado que generan las cajas negras, analice los números y busque la mejor opción al vender”, aconsejó Mangarelli.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *