17 de junio de 2010 09:55 AM
Imprimir

Proyectan que el stock ganadero seguirá cayendo fuerte en 2011

 Para el año próximo, la cantidad de cabezas se reduciría a 45,7 millones, 12,6% por debajo de 2009. El stock ganadero del país viene en franco descenso desde el año 2006 y todo indica que esta tendencia negativa se mantendrá durante este ejercicio y el próximo.

Así lo muestra un informe elaborado por el ingeniero agrónomo y dirigente de Cartez, Néstor Roulet, según el cual la proyección es que el corriente período cerrará con una cifra aproximada de 48,8 millones de cabezas de ganado, lo que significa un retroceso del 6,7% en relación a las 52,3 millones de 2009. En tanto, para 2011 se espera que el guarismo se reduzca un 6,3% más a 45 millones de animales.
De este modo, la caída acumulada en dos años será del 12,6% y frente a 2006, año en que se comenzaron a cerrar las exportaciones, del 22%. En términos reales, el año próximo habrá, siempre según el estudio de Roulet, casi 15 millones de vacunos menos que los 58,8 millones que había cinco años atrás.
El ex vice de CRA presentó estos datos en el marco de una jornada sobre agronegocios organizada por Telecampo y el IES en la que disertó sobre “Cómo mejorar la ganadería”. En ese contexto, Roulet mencionó que en los últimos años bajó fuertemente la producción de carne de la categoría machos, y que esa diferencia se compensó, en parte, con el faenamiento de hembras: hasta 2006, el 64% de la carne producida era de machos y el 36% de hembras; el año pasado, la relación fue mitad y mitad. Concretamente, la matanza de madres creció 40% en el lapso mencionado, de un total de 3,5 millones de vaquillonas y terneras a 5 millones.
El problema es que esta liquidación de vientres significó naturalmente una menor producción de terneros, a lo que el año pasado se sumó la sequía que provocó una baja en el nivel de preñez de los rodeos. Así es que entre 2006 y 2009 la cantidad de terneros se redujo de 13,3 millones a 9,7 millones, que se destetarán en 2010.
En este marco, Roulet preguntó: “¿Si nacen 10 millones de terneros y tenemos que faenar para un consumo interno de 60 kilos al año por habitante 14 millones de cabezas, de donde salen las 4 millones de cabezas que faltan?”, para luego contestar “del stock”. Es decir, que allí estaría la explicación de por qué se pierden casi 4 millones de animales todos los años.

Mejora la rentabilidad

En relación a cuáles serían los factores a mejorar para que la actividad vuelva a repuntar, Roulet sostuvo que son fundamentales “la relación ingresos-egresos, la previsibilidad, la tecnología y el productor”.
En cuanto al primer ítem, reconoció que ya ha mejorado muchísimo. De hecho, según un cálculo propio, la ganancia que surge de la diferencia entre lo invertido para hacer crecer un bovino promedio y el precio de venta del mismo, pasó de un peso el año pasado a 809 pesos este año.
“Con estos precios, ¿por qué sigue sin haber confianza en el sistema? Porque no hay previsibilidad”, concluyó Roulet.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *