17 de junio de 2010 19:46 PM
Imprimir

Las ventas al mundo del bife argentino se desplomaron más de un 70 por ciento

Las exportaciones del sector durante mayo se vieron afectadas por las restricciones fijadas por el secretario de Comercio Interior, que aún están vigentes. A pesar de que recientemente las empresas y el Gobierno habían llegado a un acuerdo, para junio también esperan pocas operaciones.

Las exportaciones argentinas de carne vacuna durante mayo resultaron inferiores a las de abril, a pesar del bajísimo nivel observado en el mes precedente, según el informe mensual del Instituto para la Promoción de la Carne Vacuna Argentina (IPCVA). 
Respecto al mes anterior, las exportaciones tuvieron una variación negativa en los volúmenes del (-5%); y, en la comparación interanual, se mostraron por debajo, y de forma significativa, de los niveles de mayo de 2009 (-72 por ciento).

Los embarques del último mes de mayo de cortes enfriados, congelados, y carne procesada totalizaron 8.9771 toneladas peso producto, por un valor de aproximadamente u$s74,2 millones.

El precio promedio FOB de exportación por tonelada fue de u$s12.131 para los cortes enfriados sin hueso; de u$s4.897 para los cortes congelados sin hueso y de u$s5.341 para la carne procesada.

Los aproximadamente u$s74,2 millones ingresados por exportaciones de carne vacuna en mayo de 2010, resultaron inferiores a los u$s77,5 millones ingresados en abril último; y también un 47,7% menores que los aproximadamente 141,9 millones que se habían obtenido en mayo de 2009.

"Es de resaltar, que la recuperación del precio internacional de la carne vacuna que se observó a lo largo del segundo semestre del año 2009 derivó en que una caída interanual del en los volúmenes embarcados se traduzca en una baja menor en el valor obtenido, comparando los meses de mayo de los últimos dos años", explicaron desde el IPCVA.

A pesar de las fuertes restricciones a las exportaciones de carne congelada que se mantienen desde la segunda quincena de marzo, la Federación Rusa se mantuvo como el principal destino, en volumen, para la carne vacuna argentina durante los primeros cinco meses del 2010 con aproximadamente 17,8 mil toneladas, seguido por Alemania, 11,9 mil toneladas.

Transcurridos cinco meses del 2010, el volumen acumulado de exportaciones de carne vacuna, tanto enfriada como congelada y procesada, supera levemente las 80 mil toneladas peso producto.

Entre enero y mayo de 2010, ingresaron al país divisas por un valor cercano a los 470 millones de dólares por exportaciones de carne vacuna y un valor cercano a los u$s80 millones por exportaciones de menudencias y vísceras bovinas.

Junio, bajo
Durante los primeros diez días de junio, se concretaron exportaciones de carne vacuna fresca y procesada por un volumen inferior a 5.000 toneladas equivalente res con huesos.

La proyección de ventas externas de carne vacuna para junio se ubica significativamente por debajo de los volúmenes embarcados durante los primeros tres meses del año y será moderadamente superior al de los meses de abril y mayo, de mantenerse las actuales condiciones sobre la operatoria de exportación de carne vacuna. 

Desde fines de mayo, luego de mantener las exportaciones de carne casi completamente cerradas desde mediados de marzo, el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, aseguró que iba a comenzar a flexibilizar el “cerrojo” que había impuesto sobre los frigoríficos, en un intento por controlar la disparada de precios en las góndolas.

Lluego de tensos encuentros con representantes del Consorcio de Exportadores de Carnes Argentinas ABC, que nuclea a gigantes de la talla de Quickfood y Swift, el polémico funcionario, les anunció a los empresarios que finalmente en junio empezaría a regir un sistema de cuotas para las ventas al mundo.

El primer “pacto de paz” había sido acordado a fines de abril entre los principales frigoríficos exportadores y el propio Moreno, a cambio de que cada empresa garantice el abastecimiento de 13 cortes a precios populares para los consumidores.

Sin embargo, la medida nunca entró en vigencia y hubo que esperar hasta el jueves pasado para ver las primeras operaciones de exportación.

Un alto directivo de un frigorífico de primera línea aseguró a este medio que ese día “se liberaron 970 toneladas de carne y el viernes se dio vía libre a otro cargamento similar”.

El objetivo es que el mes que viene las ventas al exterior totalicen unas 20.000 toneladas peso producto, pero las proyecciones muestran que no se cumpliría esa meta.

Perspectivas 2010
Pasados cinco meses del inicio del 2010, y de mantenerse la proyección para el sexto mes del año, las exportaciones del 2010 se estarían encaminando a un volumen anual cercano a superior a las 300.000 toneladas equivalente res con hueso, de proyectarse los volúmenes despachados entre enero y junio a la segunda mitad del año

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *