17 de junio de 2010 16:15 PM
Imprimir

Carbap reclamó al Gobierno que pare "la máquina de fabricar engaños"

Tambien advirtió que la gente del campo tiene cada vez "más ira, enojo y frustración"

La Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (CARBAP) pidió hoy al Gobierno que pare "la máquina de fabricar engaños y vanas promesas" a los productores, porque advirtió que entre la gente del campo hay cada vez "más ira, enojo y frustración".La entidad que preside Pedro Apaolaza reclamó que las autoridades no declamen "en cuanto atril esté a disposición en algún punto geográfico del país la importancia que el sector tiene para este gobierno y las buenas intenciones de que el campo sea parte del proyecto de país".Pidió que el Gobierno comience a "actuar en consecuencia para que eso a la brevedad se haga realidad"."En la medida en que se adviertan esos indicios, eso será posible. De lo contrario se trata sólo de seguir adelante con la máquina de fabricar engaños y vanas promesas que sólo provoca en los productores más ira, enojo y frustración", advirtió CARBAP a través de un comunicado.Allí también solicitó "la urgente eliminación o disminución de las retenciones a las exportaciones de girasol", porque indicó que si no se toma alguna medida en ese sentido, "serán los últimos días" de ese cultivo en el país.Precisó que la alícuota arancelaria se encuentra en 32 por ciento para el grano y 30 para el aceite, y afirmó que "valores que impiden que dicha producción sostenga competitividad en el corto y mediano plazo"."A días de comenzar la siembra de este cultivo, desde CARBAP denunciamos la política agrícola implementada por el Gobierno, que está llevando a la Argentina a retroceder de manera irrefrenable en las áreas cultivadas de trigo, maíz y girasol, engrosando la única que sostiene rentabilidad, la soja, convirtiendo a la Argentina en un país productor de un monocultivo", subrayó la entidad.Destacó que "la última siembra, con una superficie de 1,2 millones de hectáreas ha sido la más baja de los últimos 34 años, lo que significa un retroceso de 40 por ciento". "Los motivos de tan baja performance se vinculan con las políticas sectoriales en las que se conjugan altas retenciones, bajo rendimiento y la falta de transparencia en mercados y pizarras".

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *