18 de junio de 2010 08:16 AM
Imprimir

Uruguay  –    Brasil abre otra opción de venta al importar asados

Precios. En la UE casi no se colocan cortes del trasero

Casi no se están haciendo negocios por cortes del trasero con la Unión Europea, pero surgió Brasil como un buen demandante de asados bovinos y media res de vaca, que ayuda a descompromir las cámaras y abre otra opción de ventas. No es la primera vez que Brasil compra asados uruguayos para volcarlos en el mercado de Porto Alegre, pero la actual demanda por este corte desde suelo brasileño le viene como anillo al dedo a los frigoríficos para ayudar a descomprimir una oferta de asados crecientes. Las faenas continúan por encima de las 40.000 reses semanales y el mercado interno tiene un cierto nivel de consumo de asados que es ampliamente superado por la oferta. El broker Alejandro Berruti admite que la colocación de asados vacunos en Brasil, "es un negocio rápido y atractivo" para los frigoríficos uruguayos y suma en un momento donde, en la Unión Europea -un mercado potencial- se dificulta la venta de cortes del trasero. "Este tipo de negocios, en este momento, se vuelve otra alternativa para las plantas", explicó el operador a El País. A diferencia de lo que sucede con la carne ovina, donde la crisis no se refleja en los precios y la demanda continúa subiendo, en la vacuna, prácticamente no se están haciendo negocios por cortes del trasero, porque los valores que quiere pagar la demanda y las aspiraciones de los frigoríficos están distantes. Uruguay tiene más de 80 mercados abiertos para sus carnes y dentro de la región es el único país que tiene ingreso en los tres mercados de América del Norte (Canadá, Estados Unidos y México). Ese abanico de mercados es el que posibilita defender mejor los precios de su carne. "En la Unión Europea, Irlanda está ofreciendo cortes del trasero a precios muy bajos y a Uruguay a esos valores no le sirve vender", admite Berruti. Los europeos también tienen atractivas ofertas de carne rusa y, según este operador, con la devaluación del euro los precios de la carne rusa se vuelven atractivos para los europeos. Más allá de las crisis coyunturales que actúan sobre los mercados y sobre la demanda en esos países afectados, las perspectivas a futuro para la carne uruguaya parecen ser alentadoras al menos hacia el segundo semestre del año. "En el mundo de la carne, todo pinta que será un segundo semestre muy bueno", estimó Berruti. Según su análisis, los países vecinos de Uruguay que son también productores de carne vacuna (Paraguay, Argentina y Brasil) no tienen mucho ganado y "eso hará que la oferta de carne de Sudamérica en el mercado internacional se podrá vender a muy buenos precios". El mundo precisa carne y Uruguay produce calidad, tiene una buena sanidad y es un país que vende carne segura para el consumidor (está reconocido por la Organización Mundial de Sanidad Animal como una nación libre de vaca loca). No es la primera crisis de precios que atraviesa el producto y cuando eso sucede, tener un buen abanico de mercados, hace posible subsistir hasta que se revierta.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *