18 de junio de 2010 10:09 AM
Imprimir

La cosecha de soja es récord, pero hay un 60% sin vender

La cosecha de soja finalmente será récord luego de establecerse un volumen de más de 54,8 millones de toneladas al haber sido recolectado 99,7% del área destinada a la oleaginosa. Así, la producción alcanzará las estimaciones de 55 millones de toneladas, aunque aún queda 60% sin vender. La incertidumbre sobre el rumbo de la economía y la falta de alternativas para valorizar los activos derivó en un alto porcentaje de retención por parte de los productores.

El dato de la cosecha lo confirmó ayer el Panorama Agrícola Semanal de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, que además indicó que con más de 18,58 millones de hectáreas trilladas, se arroja un rinde medio de 2.950 kilos por hectárea.

La euforia por el récord histórico en la cosecha de la actual campaña tiene como contraste que de las 55 millones de toneladas aún quedan sin vender 29,1 millones de toneladas por la fuerte retención de los productores y la de los exportadores que conservan una soja que no tiene fijado el precio porque no existió la necesidad de vender. En este último caso se trata de 13,6 millones de toneladas de soja con el precio a fijar.

De esta forma, a nivel nacional, la cosecha reflejó un progreso intersemanal de 1,1 punto porcentual, quedando aún retrasadas tan sólo 65.000 hectáreas, las que una vez recolectadas no provocarán variaciones significativas en las 55 millones de toneladas estimadas para el presente ciclo agrícola, un récord histórico.

«El productor está vendiendo soja a un ritmo por debajo de las expectativas que generó la cosecha récord que tenemos. Para vender está esperando precios más altos», explicó ayer a este diario el economista de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, Ramiro Costa.

Lo cierto es que el volumen de producto vendido al final de la cosecha es similar al alcanzado en campañas anteriores, lo que sorprende es que en proporción al rendimiento obtenido en esta campaña el porcentaje de soja sin vender es alto.

«Proporcionalmente parece poco. Se esperaba que el productor se iba a desprender enseguida de su cosecha. Pero se vendió mucho», añadió el especialista.

Resulta decisivo para este escenario la expectativa que tiene el productor sojero respecto de la evolución del dólar. A la espera de un valor de la divisa más alto se ilusionan con una soja más poderosa.

«Se esperaba una lluvia de dólares esta temporada pero el productor viene de una mala campaña y va a tratar de capitalizar su cosecha. Los cierto es que no saben bien qué hacer con la plata», señaló ayer a Ámbito Financiero el consultor de Panagrícola, Ricardo Baccarín.

Según el experto, los productores se basan es el discreto comportamiento que tuvieron los granos en medio de la debacle de la crisis europea: «Están agrandados porque tienen algo que no perdió valor», añadió.

Asimismo advirtió que si la brecha entre el dólar oficial y el paralelo se mantiene estable no se liquidarán granos hasta el último trimestre del año. El escenario cambiará si la brecha se expande. Mientras tanto, Baccarín remarcó que «la ausencia de liquidación genera turbulencias en el mercado de cambio».

«Nadie esperaba este nivel de retención, ni los exportadores, que están pagando precios que no esperaban que fuesen a pagar. Pero si la cosecha norteamericana sigue marchando bien los precios van a caer», pronosticó el consultor.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *