19 de junio de 2010 07:11 AM
Imprimir

La batalla por la Oncca

Mientras los diputados Ricardo Buryaile y Christian Gribaudo buscan reducir las facultades del organismo, Ulises Forte quiere darle un rol de peso en el comercio agropecuario.

Hay algo en que la mayor parte de la dirigencia rural, política y empresarial está de acuerdo: la Oficina Nacional de Control Comercial Agropecuario (Oncca) debe ser reformada. El organismo, salpicado por denuncias de corrupción en la distribución de subsidios, compensaciones y Registros de Operaciones de Exportación (ROE), necesita una lavada de cara urgente. El problema es que, hasta el momento, nadie se pone de acuerdo sobre qué se debe hacer con el ente que regula el comercio agropecuario y, por esto, hoy la Comisión de Agricultura de la Cámara de Diputados es el campo donde se disputa la batalla de la reforma de la Oncca. Básicamente, hay tres líneas de proyectos sobre cómo debería ser la futura Oncca que están circulando en el Congreso y que podrían debatirse en las próximas semanas. La primera, representada por el diputado Christian Gribaudo (Pro-Buenos Aires), que quiere borrar de un plumazo al organismo. La segunda, encabezada por el presidente de la Comisión de Agricultura, Ricardo Buryaile (ACyS-Formosa), pelea por una Oncca con menos poder. La tercera, defendida por el ex vicepresidente de Federación Agraria, Ulises Forte (UCR-La Pampa), brega por una Oncca fuerte, con capacidad de intervenir en el mercado. El hecho de que dos diputados salidos del ruralismo (Forte y Buryaile) tengan ideas diferentes sobre el futuro de la repartición desconcierta a más de uno, a tal punto que anteayer, la diputada y líder del GEN, Margarita Stolbizer, de visita en Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), reprendió a los ruralistas por no impulsar a los diputados del campo a ponerse de acuerdo en torno a la Oncca. "Tratar un tema así en el Congreso ya es complicado como para que ustedes presenten proyectos diferentes", habría dicho Stolbizer. En medio de las disputas internas, el Gobierno, que está representado en la Comisión de Agricultura por Rubén Sciutto (FPV-Tierra del Fuego), espera ver los resultados del debate para tomar una posición. En la comisión dicen por lo bajo que Sciutto tiene su propio proyecto para la Oncca, y que si la oposición logra presentar un proyecto consensuado, sacará este as de la manga para desestabilizar al frente opositor. En el kirchnerismo, en cambio, afirman que Sciutto tratará de sumarse al consenso. De todos modos, lo que es seguro es que el oficialismo no dejará pasar la reforma del organismo sin meter un bocadillo. "La presidenta Cristina Kirchner está siguiendo atentamente el tema y dirigiendo la estrategia de los diputados oficialistas", dijo un allegado a Sciutto. Las propuestas "La Oncca debería ser eliminada, porque es un ente creador de normas distorsivas, sospechado de corrupción y con un manejo discrecional de $ 3600 millones", señaló Gribaudo. Para reemplazarla, el diputado de Pro propone crear dentro de la órbita del ministro de Agricultura la Secretaría de Comercialización Agropecuaria. "Esta secretaría controlaría la comercialización del agro, haría la inscripción y fiscalización de los operadores, aplicaría sanciones y administraría la cuota Hilton. Paralelamente, se deberían eliminar las normas que fijaron las compensaciones y los registros de exportación", explicó Gribaudo. "El principio general de la política agropecuaria debe ser la libertad de comercio y exportación", acotó. Buryaile, por su lado, propicia un organismo sin tantas atribuciones, sin presupuesto y sin autarquía, dependiente del Ministerio de Agricultura. "El presidente de la Oncca no puede tener más poder que el ministro de Agricultura, que es lo que pasa hoy. Queremos una Oncca que controle la comercialización y la exportación de productos agropecuarios, pero que no los pueda restringir ni regularlos. También debería velar por la transparencia del mercado", dijo. De acuerdo con Buryaile, en el nuevo esquema no habría ROE y la repartición no podría repartir compensaciones ni subsidios, atribución que quedaría en manos del ministro de Agricultura. El otro diputado radical salido de la Comisión de Enlace, Ulises Forte, defiende el proyecto presentado por Atilio Benedetti (ACyS-Entre Ríos), que busca una Oncca que no sea ni tan poderosa como la actual ni tan limitada como la que propone Buryaile. "Apuntamos a recuperar la Oncca que había en 2002, que tenía capacidad de fiscalizar el comercio. Que el organismo no funcione ahora no significa que tengamos que erradicar la estructura para siempre; después de todo, de lo que estamos hablando, es de si queremos o no al Estado. Nosotros creemos que el Estado tiene que tener presencia en el comercio agropecuario", señaló Forte. Hasta este punto, las aspiraciones de Buryaile y Forte no son tan diferentes. La cuestión es que, además, Forte cree que la repartición tiene que tener la capacidad de intervenir en situaciones en las que el mercado no funciona correctamente. "Tiene que haber una capacidad para gestionar los mercados. Por ejemplo, cuando hay ocho compradores y 100.000 productores vendedores es obvio que hay distorsiones que afectan al eslabón débil, que es el productor. Queremos una Oncca que sea mezcla de ente fiscalizador del comercio y junta de granos, para intervenir, por ejemplo, en el caso del trigo, cuyo mercado no funciona. En estos casos, se podría comprar el grano a precio FAS y luego venderlo, defendiendo al eslabón débil, la producción", detalló Forte. "Ojo, con esto no estoy diciendo que queremos una intervención perpetua del Estado en el mercado, pero sí que el Estado se reserve la facultad de intervenir cuando el mercado no funcione", aclaró el diputado pampeano. "Como todos los demás proyectos, el nuestro apunta a que no haya más ROE, ni reparto de subsidios de forma irregular, y que no haya más excesos. Que la Oncca intervenga para nosotros no es sinónimo de cierre de exportaciones ni restricción al comercio", explicó Forte. A la hora de evaluar los posibles obstáculos para la modificación del organismo, los diputados son optimistas, pese a que se enfrentan a dos fuertes limitantes: las divisiones internas de la Comisión de Agricultura, y el kirchnerismo, que no quiere perder su espacio en esta pelea. "Se habla mucho sobre las diferencias que tenemos los diputados por la Oncca, y se habla de nuestros proyectos como si fueran antagónicos. Pero yo estoy seguro de que vamos a presentar un solo proyecto entre toda la oposición. Por supuesto que vamos a discutir, pero a la larga vamos a llegar al consenso", reflexionó Forte. "Sí creo que el kirchnerismo va a poner obstáculos", agregó. "Creo que nuestro mayor desafío u obstáculo es hacer una buena ley, porque si hacemos una buena ley, va a ser muy fácil aprobarla. No hay nadie, ni siquiera los kirchneristas, que quiera sostener a la Oncca actual. Todos coincidimos en que hay que terminar con la forma en que está funcionando la repartición hoy", acotó Buryaile. Para Gribaudo, la oposición tiene el desafío de avanzar en un proyecto común, pero no estaría mal que haya dos o tres dictámenes en Agricultura. "Si intentamos resumir todo en un dictamen tal vez nadie termine conforme y hagamos un mamarracho. Además, creo que sería un error forzar un dictamen entre los diputados de la oposición únicamente, porque hay un camino que explorar con el oficialismo y sus bloques aliados", destacó Gribaudo. Por Mercedes Colombres
De la Redacción de LA NACION
Los proyectos Ulises Forte (UCR-La Pampa) Una nueva junta de granos Para el ex vicepresidente de Federación Agraria, la Oncca debería reservarse la facultad de intervenir en el mercado en situaciones especiales, como la que se da actualmente con el mercado del trigo. Ricardo Buryaile (ACyS-Formosa) Una Oncca sin autarquía El presidente de la Comisión de Agricultura y ex vicepresidente de CRA cree que el organismo debe depender del Ministerio de Agricultura, perder atribuciones y no tener presupuesto propio. Christian Gribaudo (Pro-Bs. As.) Eliminar el organismo El ex vicepresidente de la Comisión de Agricultura cree que, para que sus irregularidades desaparezcan, no hay otro camino que eliminar la Oncca y trasladarle sus funciones a una secretaría que dependa del Ministerio de Agricultura

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *