19 de junio de 2010 09:35 AM
Imprimir

Llegada de productores argentinos triplicó precios de campos para soja

La fuerte demanda de productores argentinos por campos para plantación de soja, sumada a la muy baja oferta de predios, triplicó los precios alcanzando cifras de U$S 10.000 por hectárea.

Los empresarios interesados demoran varios meses en encontrar propuestas.

El fenómeno sojero continúa ganando terreno en el litoral Oeste de Uruguay. La llegada de argentinos en busca de campos agrícolas con alto rendimiento para cultivar la oleaginosa se incrementó durante este año y esto fue lo que impulsó al alza de los precios de los predios, alcanzando cifras tres veces por encima del promedio registrado en diciembre de 2009.

“Acá hace tiempo que se esta hablando de 5.000, 6.000 y 7.000 dólares. Pero ahora están hablando de 8.000, 9.000 y 10.000 dólares. Lo más importante es que hablan y compran”, dijo el intendente electo de Soriano, Guillermo Bezzossi, a Ultimas Noticias.

El jerarca, que asumirá en el municipio el 8 de junio, explicó que en los últimos meses los precios de los campos para el cultivo de soja “se han incrementado muchísimo” y actualmente, por campos que antes se pagaban U$S 3.000 por hectárea, se han concretado operaciones por cifras cercanas a los U$S 10.000.

El ultimo dato oficial de la Dirección de Investigaciones y Estadísticas Agropecuarias (Diea) sobre el precio de ventas por hectárea promedio, cerrado a diciembre de 2009, fue de U$S 2.625. Durante el último período medido (octubre – diciembre del pasado año) se registraron 502 operaciones, 26 más que en el anterior trimestre, cuando se concretaron 476.

Bezzossi explicó que todos los campos en general han alcanzado “muy buenos precios”. El futuro jerarca municipal y también productor agrícola comentó que en Soriano los precios de los campos rondan los U$S 6.000 y U$S 7.000 y que el fenómeno ocurrió producto de la “inmensa demanda argentina en busca de lugares para instalarse” en Uruguay.

“La tierra es finita. Es la que hay y ha aparecido gente de dinero que a veces no está segura en el mundo, pero sí está segura en la tierra, dispuesta a pagar precios muy altos”, dijo el intendente electo.

El operador de mercados agrícolas Alejandro Zambrano dijo a Ultimas Noticias que la situación se está visualizando en todo el litoral Oeste de Uruguay, en Colonia, Soriano, Río Negro e incluso llega hasta Paysandú. El empresario explicó que el principal problema no son los altos precios de los campos para la agricultura, sino que la mayor dificultad para los productores que llegan al país es la falta de ofertas.

“Hay muy pocas ofertas de buenos campos para la agricultura. Hoy un productor puede estar varios meses sin concretar una buena operación”, explicó Zambrano.

El buen pasar de la producción de soja en Uruguay, junto a los altos precios internacionales de los commodities, son el escenario actual. Este es otro de los argumentos que los productores locales manejan a la hora de fijar sus precios de ventas.

A su vez, Bezzossi explicó que el trato que ha tenido el gobierno argentino en los últimos tiempos con los productores sojeros impulsó a los agricultores a buscar un escenario “de mayor estabilidad” para instalarse.

“Hasta ahora, Uruguay da muchas garantías a los productores; eso se ve en los resultados y en la repuesta de los empresarios”, afirmó Bezzossi.

Paridad uruguaya y argentina

En los últimos años, la fuerte demanda de campos para soja, la falta de ofertas y los altos precios locales acortó la brecha de los precios de los alquileres agrícolas entre Uruguay y Argentina. Valores de arrendamiento que antes eran 50% más baratos en Uruguay hoy están entre 20% y 25% por debajo.

Según un informe de la consultora argentina Openagro, que divulgó el diario argentino La Nación, en la zona este de Uruguay (Cerro Largo-Rocha-Treinta y Tres), con un potencial de 10 a 22 quintales de soja por hectárea, el alquiler por hectárea va de los 170 a los 272 dólares. El informe dice que en el sudeste porteño (Tandil-Balcarce-Lobería), con un rendimiento de la oleaginosa de 25 a 35 quintales, el valor del alquiler va de 180 a 270 dólares.

Según la consultora, también se achicó la brecha de los alquileres de los mejores campos. Mientras en la zona núcleo argentina (que abarca el sur de Santa Fe y el norte bonaerense) los alquileres valen entre 337 y 450 dólares por hectárea; cuando en el litoral oeste uruguayo se puede cosechar soja por el arrendamiento de una hectárea se piden de 306 a 408 dólares. Agromeat

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *