22 de junio de 2010 10:00 AM
Imprimir

El campo vale mucho, pero ¿cuánto?

El valor del campo en los parámetros económicos del país es una variable todavía no profundizada a pesar de que la mayoría de las cadenas de valor de los productos agropecuarios han comenzado a trabajar para despejar incógnitas.

La Mesa de Enlace, en su última reunión, llegó a la conclusión de que es el momento de definir cuánto significa el campo en la economía argentina. Por este motivo consultaron a técnicos de la Asociación Argentina de Consorcios Regionales de Experimentación Agrícola (Aacrea).
Una de las economistas, Silvina Campos Carlés, explicó a Noticias Argentinas que “sobre la base de la información disponible” realizarán “el cálculo más aproximado posible de cuál es el valor que produce el campo y cuánto aportan sus insumos como sus servicios”.
A fines de mayo la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) argumentó que sin las divisas creadas por el campo, la industria no podría subsistir y tendría que reducirse y disminuir su ocupación: es decir que el agro motoriza el resto de la economía. Sus especialistas analizaron que las exportaciones totales de 2010 llegarían a alrededor de 66.000 millones de dólares y que las ventas externas de productos primarios llegarían a 13 mil millones de dólares mientras que las Manufacturas de Origen Agropecuario (MOA) a 24 mil millones. Estas últimas son carnes y sus preparados, pescados y mariscos elaborados, productos lácteos, frutas secas, café, té, yerba mate, grasas y aceites, azúcar y artículos de confitería, bebidas, residuos y desperdicios de la industria alimenticia.
Los productos primarios están constituidos por animales vivos, pescados y mariscos sin elaborar, miel, hortalizas y legumbres sin elaborar, frutas frescas, cereales, oleaginosas, tabaco en bruto, lanas sucias, fibra de algodón, mineral de cobre y otros.
Las exportaciones de los productos primarios representaron, en promedio, 20% de las exportaciones totales en el periodo 2006-2009; la magnitud asciende a 35% en promedio si se consideran las MOA.
Así, el sector participa en más de la mitad de las exportaciones argentinas, según datos del movimiento CREA.
Las cadenas de trigo y de maíz representan un producto bruto total de 5.300 millones de dólares y 5.446 respectivamente, de acuerdo con un trabajo realizado por Argentrigo y por la Bolsa de Cereales de Buenos Aires para Maizar.
Una idea de la importancia de la cadena de maíz es que 0,64 centavos de cada peso es valor agregado cuando el promedio nacional es 55 centavos. Los productos de ambas cadenas fueron determinados con similares características, mientras que resta el cálculo de girasol y soja. Los datos globales están en proceso de desarrollo, sin embargo se puede destacar lo siguiente: Argentina es: primer exportador de aceite y harina de soja, 1er productor y exportador de yerba mate, segundo productor y exportador de miel, segundo exportador de maíz, sorgo, pera y ajo, tercer exportador de leche en polvo, cuarto exportador de carne bovina, ciruelas y poroto y la lista sigue.
En relación con su aporte fiscal, mientras en 2009 la recaudación total nacional fue de 329.185 millones de pesos, por concepto de recursos aduaneros alcanzó 41.200 millones en 2009, lo que implicó el 13 % del total de cada año.
En realidad, el agro mantiene aún, en el período post crisis, su preponderancia en el aporte de ingresos nacionales vía exportaciones, la generación de divisas y el aporte fiscal vía derechos de exportación, además de los impuestos que comparte con el resto de las actividades.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *