22 de junio de 2010 09:53 AM
Imprimir

El ruralismo cordobés, satisfecho con el pedido de prórroga por la Ley de Bosques

El 30 de este mes vence el plazo establecido por la denominada "Ley Bonasso" para la adhesión de las provincias, por lo que aquellos distritos que no hayan promulgado sus propias leyes perderán los 30 millones de pesos previstos para el cumplimiento de sus disposiciones. Dinero al que podrían acudir, por ejemplo, para compensar a aquellos propietarios cuyas tierras queden limitadas en sus actividades para facilitar la conservación o recuperación del bosque nativo.

Ante la inminencia del plazo y a los duros debates planteados en sus respectivas legislaturas, los ministros de Agricultura y de la Producción de Córdoba, Entre Ríos y Santa Fe, han acordado pedir una prórroga a la Nación, a fin de buscar consensos internos y entre las tres provincias.

La noticia del pedido de prórroga fue muy bien recibida por la CARTEZ, la Confederación de Asociaciones Rurales de la Tercera Zona que nuclear a sociedades rurales de Córdoba, La Rioja, San Luis y Catamarca. Su presidente, Delfor Maldonado, expresó su satisfacción por entender que Córdoba “no puede aprobar una ley que tenga asimetrías con las de otras provincias”.

Cabe recordar que CARTEZ ha presentado a la Legislatura cordobesa un proyecto alternativo al considerado oficial que elaborara la Comisión de Ordenamiento Territorial Bosque Nativo (COTBN) en acuerdo con la Secretaría de Ambiente.

Maldonado destacó que se asume también la prohibición de no derribar un solo árbol más, de “no seguir derribando bosques para sembrar soja”, pero -aclaró- “conservemos el bosque sin necesidad de dejar de producir, porque el hombre no sólo necesita respirar sino también comer. La producción de alimentos es una obligación para todo el mundo y para los argentinos también, por eso hay que compatibilizar todo esto sin caer en fundamentalismos, que es la razón por la que nos oponemos al proyecto de la COTBN”.

El dirigente coincidió con declaraciones del ministro Gutiérrez, en el sentido de que si Córdoba establece una legislación que impide la producción silvopastoril que se hace en las zonas serranas y en campos marginales, se podría provocar un éxodo de productores hacia las provincias vecinas. “Si se prohibiera esta ganadería bajo el monte se despoblaría el noroeste de la provincia”, enfatizó e insistió en que hay que actuar con racionalidad y “por eso venimos trabajando en la búsqueda de consensos, incluso con el proyecto de la COTBN, al que no descartamos totalmente”.

Reconoció Maldonado que en algún momento, en la zona de monte se avanzó demasiado con la soja. “Por eso decimos que hay que aprender de los errores del pasado y decir no desde ahora a cualquier intento de seguir con el desmonte. Pero no cerrando aquellas zonas donde se puede hacer producción sustentable”.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *