23 de junio de 2010 12:44 PM
Imprimir

Exportaciones de productos alternativos generaron ingresos por u$s 2.500 millones

Las producciones alternativas nacionales ganan espacio en el mundo como consecuencia de nuevas estrategias de venta, en algunos casos, del aumento de la producción en otros y también, según el destino, de un crecimiento de la demanda total de un producto..

Según cifras oficiales, en el primer cuatrimestre del año, diez de doce producciones alternativas aumentaron sus ventas externas respecto de igual período de 2010 con incrementos que alcanzan un techo de 311%.

En el grupo de producciones alternativas se cuentan el maní, el arroz, el ajo, las legumbres y el tabaco, entre otros. En todos los casos, la regiones productivas están bien definidas geográficamente y por eso reciben el nombre de economías regionales.

La producción alternativa más importante es la del maní, que exporta cerca del 70% de lo que produce y cuyo crecimiento se viene consolidando en el tiempo. Esta cadena envió al exterior productos por u$s 149,7 millones en el primer cuatrimestre, con un crecimiento del 51% respecto de igual período de 2009.

Después de verse perjudicado por una de las peores sequías de la historia, el cultivo que tiene su epicentro de producción en la provincia de Córdoba repuntó con un volumen de ventas de 168.528 toneladas, 67% más que el año pasado. Los precios, en la comparación interanual, cayeron 10%.

La segunda economía regional en importancia, por la generación de divisas que supone, es el arroz, que tiene en Corrientes a su principal productora y exportadora. Este cultivo alternativo produjo ingresos por u$s 116,4 millones, con un crecimiento del 78% en los primeros cuatro meses de 2010. Con una cosecha estimada en 1,4 millones de toneladas, las exportaciones alcanzan en los primeros cuatro meses del año las 230.896 toneladas, con un aumento en volumen del 40%. El precio subió 27%, recuperándose de la enorme caída que significó el estallido de la crisis internacional desde el último trimestre de 2008.

El ajo es otro cultivo alternativo de importancia en el país. En el primer cuatrimestre generó un ingreso de divisas del orden de los u$s 80 millones, con un aumento interanual de 78%. En este caso, el impulso está dado por el precio, que creció un 113% entre los períodos, porque en volumen se exportó un 26% menos. La caída de los stocks mundiales del producto y un aumento de la demanda, principalmente china, impulsan el valor de este producto que en la Argentina se produce especialmente en Mendoza y San Juan. Las legumbres son el último gran generador de divisas dentro del grupo de las producciones alternativas, con exportaciones que alcanzaron en los primeros cuatro meses del año los u$s 71,3 millones, con un incremento del 69% respecto del mismo lapso de 2009. En este caso, el aumento de 118% del volumen de ventas externas logró paliar la baja en el precio, del orden del 23%.

Con menor relevancia pero incrementos espectaculares, las exportaciones de fibra de algodón, alcanzaron ventas externas de u$s 3,5 millones, con un considerable crecimiento de 311 por ciento.

Otro rubro que experimentó un fuerte crecimiento de las ventas externas es el de las hierbas y especias, que creció 104% hasta los u$s 3,1 millones en el período.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *