27 de abril de 2018 04:55 AM
Imprimir

El campo habla . . . .

CompartiremailFacebookTwitter… que, mientras paulatinamente muchas de las zonas con sequía comienzan a entrar en la normalidad, no ocurre lo mismo en el sector público, donde los despidos en Agroindustria y el Senasa, aunque mínimos ya que hasta ahora alcanzan a apenas 1,5% del total de la planta del agigantado organismo, causan malestar creciente y hacen […]

… que, mientras paulatinamente muchas de las zonas con sequía comienzan a entrar en la normalidad, no ocurre lo mismo en el sector público, donde los despidos en Agroindustria y el Senasa, aunque mínimos ya que hasta ahora alcanzan a apenas 1,5% del total de la planta del agigantado organismo, causan malestar creciente y hacen prever un otoño agitado. Por supuesto que el tema de los últimos días fue la inusitada firmeza que volvió a tener el dólar, que afecta a las importaciones pero hace abrigar esperanzas a la exportación, muy acotada por los costos internos y el comparativamente bajo nivel de la divisa pero, en todo caso, con las fluctuaciones de las tarifas, los nuevos aumentos del combustible, y otras subas de costos están obligando a los productores a rehacer todos los cálculos previos para ver cómo encaran la nueva campaña 17/18. Así al menos se escuchó tanto en la reunión de la organización Fertilizar sobre las perspectivas del cultivo de invierno como en el nuevo seminario del IPCVA en San Cristóbal, Santa Fe, una de las zonas particularmente golpeadas por la seca. Hasta en una reunión del CARI sobre ¨la grieta” y nada menos que en la conmemoración del cumpleaños de la Reina Isabel II, en la suntuosa embajada británica porteña, se abordaron temas de la agroindustria y su rol en materia de intercambio comercial.

 

… que muy incómodo lucía el titular del Senasa, Ricardo Negri, en los últimos días, ante la obligación de “achicar” la planta de personal del organismo sanitario. La falta de training en materia de negociaciones laborales y la dureza de los gremios del Estado, que hacen temblar a más de uno, determinaron que el funcionario optara por cultivar un perfil mucho más bajo que cuando estaba en Agroindustria, convencido de que llegaría a ocupar el sillón ministerial. Igual es mucho lo que falta en esa materia, sobre todo recordando que el anterior titular de la cartera, Ricardo Buryaile, que no hizo mucho en esa materia, reconoció que Agroindustria con sus entes descentralizados rondaba los 25.000 empleados. Lo que tampoco parecen recordar es que la estructura del área fue sensiblemente “agrandada”, con varias secretarías y subsecretarías, al principio de la gestión Macri, lo que tampoco se entendió demasiado en aquel momento. Algo más distendida comienza a lucir ahora la cartera bonaerense, y no solo porque comenzaron las lluvias. De hecho, la provincia que comanda María Eugenia Vidal acaba de ampliar las zonas en Emergencia Agropecuaria, por lo que ya más de 40% del territorio está en esta calificación, lo que lleva algún alivio a los productores, y permite que los funcionarios se aboquen a otras actividades menos “coyunturales”. Un caso es la puesta en marcha de la obra del 4º tramo del estratégico Canal Federal que, una vez concluido, deberá atenuar significativamente los excesos hídricos, permitiendo manejar las aguas excedentes para épocas de seca. Otro tema también trascendente, lo anunció el propio ministro Leonardo Sarquís, que puso en marcha un plan piloto para control biológico de la tucura, temible plaga que, como en el siglo pasado, comenzó a asolar vastos territorios en el norte del país, aunque también empieza a aparecer en la Pampa Húmeda.”

 

… que, mientras algunos comentaban los daños causados por el sorpresivo (o no tanto) paro de 3 días en el Senasa que, entre otras cosas, volvió a parar las exportaciones y mercados hasta el próximo miércoles, otros prefirieron comentar la reelección de Raúl Cavallo al frente de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires así, el ex hombre fuerte de Molinos, contará con un nuevo período en la entidad bursátil, simultáneamente otros mencionaban la escasa duración de la noticia oficial sobre el aumento de 10%-14% en la producción de leche, pues algunas provincias como Entre Ríos ya salieron a anunciar la lógica baja de producción láctea que registran, en parte, producto de la fuerte seca. Otro tema bastante comentado es el lento pero consistente avance de la marca Alimentos Argentinos, una elección natural, que fue creada y registrada a mediados de los 90. Ahora los promocionados limones tucumanos, que lograron acceder finalmente al mercado estadounidense, lucen la identificación nacional. Menos positivo fue el resultado del relajamiento que hizo la Rural, y que indica que “entre las facturas que paga el productor por la energía eléctrica, los impuestos representan el 40% del servicio eléctrico facturado”, según el Instituto de Estudios Económicos y el de Negociaciones Internacionales de la Sociedad Rural Argentina (IEEyNI/SRA). El relevamiento se hizo sobre el gasto energético de productores de Buenos Aires, Santa Fe, Córdoba, Chaco y Entre Ríos.

Fuente:

Publicidad