24 de junio de 2010 06:59 AM
Imprimir

Uruguay  –   Importancia de los problemas sanitarios en ovinos

El doctor Adolfo Casaretto, técnico del Secretariado Uruguayo de la Lana (SUL), sostiene que "es indispensable monitorear la carga parasitaria de las ovejas previo a la esquila pre-parto", como forma de procurar una mejora de la majada.

Indica que el análisis de materia fecal (análisis coprológico), “al informarnos acerca de la carga parasitaria de los vientres, determinará el mejor momento de la estratégica dosificación en esta etapa clave”.
Es conocida la importancia de las lombricosis en la mejora del estado de la majada así como la disminución de las defensas inmunitarias contra las lombrices que ocurre en el preparto de las ovejas.
“Al dosificar, recurriremos a lombricidas de “amplio espectro” para lograr combatir la gran variedad de lombrices en este momento del año”.
Sostiene que el conocimiento de la eficacia de los distintos grupos de droga en cada predio a través del Lombritest (test de evaluación de la eficacia antihelmíntica), “es indispensable para realizar una correcta elección. Este año en particular, han sido muy frecuentes los fracasos en el control parasitario debido al extendido problema del acostumbramiento de las lombrices a las tomas”.
Aclara que quien no disponga de esa información, “deberá chequear 8 a 12 días post-dosificación, a través del análisis coproparasitario, la eficacia de la toma aplicada, en 10 animales previamente evaluados al dosificar”.
Se sugiere regular la dosis de la toma por el peso (balanza) del animal más pesado del lote.
Es importante controlar el instrumental utilizado (jeringas, dosificadores), a efectos de asegurar una correcta desparasitación.
De disponer de pasturas reservadas o pastoreadas previamente con vacunos adultos, “el acceso a las mismas en este momento, colaborarán con la dosificación realizada en el mantenimiento de una baja carga parasitaria de la majada”.
Pietín
Casaretto aclara que “indudablemente es la afección podal más prevalente y rebelde, la cual genera importantes brotes en el preparto (ovejas pesadas), y en la parición de las majadas en primavera, ocasionando disminución del porcentaje de señalada. Generalmente el contagio de los corderos por las madres es la consecuencia”.
Agrega que “quien no haya abordado un estricto plan de control en el verano, con detección y eliminación de los animales incurables y crónicos, se ve hoy enfrentado probablemente a serios problemas podales”.
Se recomienda aprovechar la esquila pre-parto para realizar una revisación rápida de las pezuñas de todas las ovejas de cría, apartando las afectadas. “Esta medida paliativa colaborará en la disminución del contagio y la obtención de majadas con mucho menor prevalencia del problema y facilidad en el control. La aparición de llagas interdigitales concomitantes con desprendimientos de la parte cornea de los talones, nos revelan lesiones típicas del pietín. La majada enferma –coincidente con animales en peor estado–, auguran una baja performance reproductiva”.
Precisó que un baño podal “con sulfato de zinc al 10% durante 10 minutos, o con formol al 5% durante 2-3 minutos, deberá acompañar a la lectura de pezuñas”. Antes de la parición, en cualquier manejo de la majada en los bretes, se deberá repetir el pediluvio”, Indicó que “definitivamente en el verano, se deberá iniciar un estricto programa de control”.
Clostridiosis
Para el profesional del SUL es conocido el riesgo de “Mancha y Gangrenas” que el parto y su entorno generan para la oveja.
Además, de frecuente aparición la “enterotoxemia” de los corderos de pocas semanas de vida, sometidos a buenos niveles de alimentación.
La vacunación en un periodo no menor a los treinta días antes del comienzo de la parición, “asegura la protección de las madres así como la de los corderos a través del calostro por un período de 45 días de vida aproximadamente”.
Piojo
De aparecer esta contagiosa enfermedad antes de la esquila, “se recomienda inmediatamente después de la misma, la administración de productos Pour-on especialmente fabricados a tal fin”.
Se recuerda que la información del caso a los Servicios Ganaderos Oficiales es obligatoria y contribuirá a la detección del origen y alcance del foco.
“Por último, en el verano se deberá realizar la balneación de inmersión en la totalidad de los ovinos del predio”, puntualiza Casaretto.
toxemia
La toxemia es una enfermedad exclusiva de la oveja preñada en el último mes de gestación y sobretodo de ovejas que gestan mellizos; “es debida al insuficiente aporte energético de la dieta en relación a la gran demanda que ocasionan el o los fetos”.
La calidad de la pastura asignada a la majada de cría en esta instancia es muy importante.
Este año probablemente la calidad de las pasturas no serán una limitante, por lo que no se preven numerosas presentaciones de la afección. “No obstante, se deberán evitar ayunos prolongados, encierros y estrés post-esquila, que determinen una abrupta caída de la glucosa en la oveja gestante”.
Adolfo Casaretto subrayó que estos conceptos “fueron hechos en base a un trabajo similar que realizáramos en el año 2001 junto al ingeniero agrónomo Horacio Platero. Vaya para el entrañable amigo desaparecido, mi recuerdo afectuoso”.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *