24 de junio de 2010 00:02 AM
Imprimir

El precio de la carne en Montevideo aumenta y en Paysandú se mantiene

Las carnicerías de la capital y sur del país aumentaron el precio de la carne en las últimas horas, en tanto en nuestra ciudad se mantienen los valores desde hace algunas semanas, procurando que no descienda el interés de la demanda.

A medida que la oferta disminuye en el invierno, el precio del ganado gordo continúa aumentando, hecho que determina que los frigoríficos exportadores que abastecen el mercado capitalino ajusten sus listados de precios trasladando la suba de la hacienda a la media res, asados y falda. En Paysandú el primer aumento de la temporada invernal se verificó hace algunas semanas. De todas maneras, carniceros consultados por EL TELEGRAFO, coincidieron en manifestar que la entrega de la media res ha descendido fuertemente en las últimas semanas. Por lo que al aumento de precios, también es más difícil encontrar carne y asados en las góndolas.
Desde frigorífico Casa Blanca, su gerente, el ingeniero agrónomo Carlos Mauro Fuidio Aguinaga, precisó que “a pesar del aumento del ganado gordo, hemos logrado mantener el precio y consideramos que se mantendrá tal situación por algunas semanas más”.Montevideo
A nivel de la capital del país y basados en el aumento que está teniendo el ganado gordo, los frigoríficos en forma generealizada, ajustaron sus listas de precios y subieron un 6% las medias reses (novillos y vacas) y entre 10% y 11% en el caso de asados y falda.
El presidente de la Asociación Nacional de Carniceros, Germán Moller, manifestó que “la suba era inminente, ya que el ganado venía subiendo y las plantas no habían trasladado esa suba a los expendedores”.
Los frigoríficos encontraron un mercado alternativo para colocar los asados vacunos: Río Grande do Sul. La demanda interna de asado, en estos momentos, no es alta, sino “normal” y la industria prioriza el negocio de exportación subiendo los valores del corte. A partir de esta suba, cada carnicería hará un balance de sus precios, trasladándoles todo o parte del incremento a los consumidores. inicio
En tan sólo diez días, comenzará a faenar el frigorífico de capitales ingleses perteneciente a la firma Breeders & Packers Uruguay, propiedad de Terry Johnson y ubicado a unos 5 kilómetros de la ciudad de Durazno.
La planta está pensada a futuro y cuenta con tecnología de punta, incluso con un scaner que es único en Sudamérica y que marca el dressing automático de la media res, sustituyendo el trabajo de los operarios.
El Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca ya autorizó a la empresa a faenar y en principio, según confirmó el presidente de la compañía, Roberto Palma, se produciría para el mercado interno y posteriormente se comenzarían a gestionar las habilitaciones para exportar, primero a Unión Europea y terceros países y luego a otros mercados como los de América del Norte.
“Es un momento bueno para arrancar porque no vamos a precisar mucho ganado, porque las habilitaciones no van a estar”, sostuvo Palma a El País.
“Nos sirve este momento para realizar pruebas y para manejar toda la tecnología que tiene la planta. Luego, en un par de meses, cuando la planta esté con más posibilidades de faenar volúmenes más grandes, en el mercado habrá más oferta y podremos acceder a ella”, explicó el ejecutivo.
En la primera etapa, Breeders & Packers Uruguay proyecta destinar al mercado interno solo cuartos traseros procedentes de su moderno frigorífico en Durazno.
El desosado entra en etapas posteriores, a medida que los operarios y la tecnología se vayan ajustando

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *