30 de abril de 2018 10:16 AM
Imprimir

“Maltratan a los trabajadores del Ministerio”

Los despidos y la forma en que se dieron sumó críticas en cuanto al accionar del Ministerio que conduce Etchevehere.

Los despidos llevados adelante por el Ministro Etchevehere han encontrado, además del rechazo gremial, críticas que se han dado desde distintos sectores. Uno de los que se expresó sobre los despidos fue Javier Rodríguez, ex Secretario de Coordinación del Ministerio de Agricultura hasta diciembre de 2015. Rodríguez rechazó el accionar de los actuales funcionarios al “maltratar a todos los trabajadores del Ministerio, haciendo que por casi cuatro días no supieran quiénes serían los despedidos”.

En concreto, se refería a que si bien el pasado jueves el Ministerio dictó el asueto para los tres días subsiguientes, buena parte del personal recién se enteró al intentar ingresar al edificio el pasado lunes. Sobre el resto del personal, pesó la incertidumbre acerca de si serían despedidos o no.

Rodríguez analizó también la ejecución presupuestaria del organismo en lo que va de 2018, señalando que a la fecha existe una subejecución del presupuesto: “Al 20 de abril el Ministerio lleva ejecutado el 23,4 por ciento de su presupuesto de este año. Por la fecha considerada, debería llevar gastado el 30,1. También añadió una comparación de este gasto en políticas públicas con la deuda que el Estado tomó durante los últimos dos años y medio: “los servicios de la deuda pública ya alcanzan más de 25 ministerios (de Agroindustria) completos, incluyendo los organismos descentralizados”.

En función del escaso gasto en el Ministerio de Agroindustria y el aumento del peso de los intereses de deuda, fue crítico con la medida del Gobierno, al señalar que “Lo que tendría que explicar (el Gobierno) es por qué elige a los trabajadores como variable de ajuste”, para luego hacer hincapié en que “con estas medidas, se perjudica a los pequeños y medianos productores, a los agricultores familiares, que debieran ser destinatarios de políticas activas diferenciadas, que por lo visto, queda claro que no es intención de este gobierno implementarlas”.

En un comunicado bastante más escueto, el bloque de diputados del FpV-PJ también tuvo un pronunciamiento sobre el tema, señalando que “la medida es una escalada más en la política de desguace del Estado que afecta a trabajadores y a familias enteras organizadas en torno a la agricultura familiar”. Finalmente, el bloque de diputados rechazó la “estigmatización del empleado público y solicitaron la revisión de la medida”.

Desde la Agricultura Familiar.

Una de las áreas más afectadas por los despidos es la de Agricultura Familiar, en particular por su presencia en todas las provincias. Desde las organizaciones de la agricultura familiar, hubo en estos últimos días varias declaraciones de rechazo a la medida y, en general, de respaldo a los trabajos llevados adelante por los técnicos que fueron despedidos.

Desde la FONAF; en particular la seccional Salta, donde los despidos se han hecho sentir, señalaron en un comunicado que “estamos conmovidos e impotentes ante la realidad que viven los trabajadores de la Subsecretaría de Agricultura familiar”, “lamentamos esta realidad nefasta que muestra que no se valora a las personas que desde su lugar ayudan y apoyan al crecimiento y progreso de aquellos que no tienen recursos – los agricultores familiares”. Desde esa organización, así como en los otros casos, se pidió volver atrás con la medida “convencidos que la unión de todos permitirá revertir estas injusticias”

También se pronunció, entre otras organizaciones el Frente Nacional Campesino, que a través de un comunicado expresó que “Los nuevos despidos de trabajadores en el Ministerio de Agroindustria y el SENASA tienen como antecedentes los despidos en el mismo ministerio, en el INTA y el INTI, los despidos afectan en forma directa a los trabajadores, los agricultores familiares y los medianos productores de las economías regionales, quienes generan fuentes de trabajo y garantizan los alimentos para todos los argentinos.”
Finalmente, señalaron que “Exigimos políticas públicas diferenciadas (programas y proyectos; créditos blandos, subsidios y asistencias técnica) para los agricultores familiares y las economías regionales de la Argentina”. Como informara El Enfiteuta en esta nota, también ya se había expresado la Federación Agraria.

Fuente:

Publicidad