24 de junio de 2010 16:48 PM
Imprimir

Exitoso programa de alimentación con reemplazo de calostro de origen plasmático

Una investigación, realizada por científicos estadounidenses, demuestra que las vacas alimentadas con un sustituto comercial de calostro tienen la misma tarifa de nacimientos que las vacas alimentadas con calostro materno directamente de la especie bovina.

Una investigación, realizada por científicos estadounidenses, demuestra que las vacas alimentadas con un sustituto comercial de calostro tienen la misma tarifa de nacimientos que las vacas alimentadas con calostro materno directamente de la especie bovina.El Dr. Patrick Pithua y su equipo colegas evaluaron la longevidad, la producción de leche, y el desempeño reproductivo en 497 vaquillonas Holstein nacidas en doce lecherías comerciales ubicadas en Minnesota y Wisconsin, alimentadas con un sustituto comercial de calostro derivado de plasma (DP) o con calostro materno directamente de la especie bovina (CM) al nacer.
Los investigadores de la Universidad de Minnesota, Saint Paul, informaron que los terneros fueron separados de sus madres entre los 30 y 60 minutos después del nacimiento. Los animales se asignaron de forma sistemática para ser alimentadas con CM (grupo de control con 261 terneros) o DP (grupo de tratamiento con 236 terneros).
Los terneros fueron observados durante aproximadamente 54 meses, desde el nacimiento hasta la edad adulta, durante los cuales se recogieron datos de rendimiento sobre los diferentes eventos de la vida de estos animales (incluyendo el sacrificio, la producción de leche y crías).
Con la utilización de modelos de riesgo proporcional de análisis de supervivencia, se evaluaron el tiempo de la muerte, del sacrificio, y los tiempos combinados hasta la muerte o sacrificio, el tiempo para el primer parto, y el tiempo de los intervalos de concepción. Aparte de eso, se evaluó mediante el uso de modelos lineales generales, el número de veces que fueron inseminadas por concepción y la vida útil de producción de leche.
Los investigadores observaron que las vacas alimentadas con un sustituto comercial de calostro derivado de plasma en el momento de nacimiento no eran diferentes de las vacas alimentadas con calostro materno directamente de la especie bovina, en cuanto al riesgo general de muertes, sacrificios, o la muerte y sacrificio combinado, la vida útil de producción de leche y el desempeño reproductivo.

Referencias: Journal of the American Veterinary Medical Association, June 1, 2010, Vol. 236, No. 11, Pages 1230-1237.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *