25 de junio de 2010 04:17 AM
Imprimir

Nuevos trigos que equilibran el rendimiento y la calidad

Materiales franceses dan hasta 10 mil kilos por hectárea y un elevado peso hectolítrico

En la cambiante realidad del trigo, un dato comienza a tomar importancia. La calidad es uno de los grandes desafíos de los productores.Vender al mercado interno se ha vuelto uno de los negocios más importantes, dadas las restricciones para exportar. La calidad que demandan los molinos difiere de la alcanzada por muchas variedades, y cuando se intenta satisfacerla, lo que se relega es el rinde.Según los últimos estudios de Aacrea, el bajo peso hectolítrico fue una de las variables más importantes de 2009, ya que en los ambientes donde llovió mucho resultó muy afectada. Los análisis indican que cada vez que se eligen grupos de trigo de alta calidad se termina resignando rinde. Pero ya existen algunos materiales que comienzan a mostrar un mayor equilibrio entre rendimiento y calidad.La respuesta viene esta campaña de la mano de un nuevo germoplasma introducido por el semillero Buck desde Francia. Estos materiales permiten lograr los máximos rendimientos y mantener un grado de calidad que no dificulta su comercialización. Se trata de las variedades SY100, de ciclo intermedio-largo; SY200, intermedio; y SY300, intermedio-corto; todos del grupo dos de calidad."Estamos en una campaña de transición en que vamos a volver a retomar el área que hemos perdido. Tener estos materiales a disposición es importantísimo. El productor está muy indeciso frente a las condiciones políticas y se encuentra con que definitivamente tiene que ser muy eficiente en su resultado", destacó Lisardo González, del semillero.El especialista se refirió a una de las claves para llegar a un buen resultado."El bajo peso hectolítrico es un tema de relevancia, ya que el año pasado varios productores tuvieron problemas de entrega de su mercadería, algunos trigos hasta pasaron a ser forrajeros. Justamente los trigos franceses suelen tener bajo peso hectolítrico y hay una exigencia comercial de que el mínimo para recibo sea de 73 y las condiciones Cámara de 76 kilos por hectolítrico (kg/hl). Aquí es donde este germoplasma logra la diferencia. Los nuevos materiales son de muy buen PH, de 79, 80 y 78 promedio respectivamente, luego también cuentan con muy buen peso de 1000 granos que ayuda al rendimiento y buenos niveles de W (fuerza de maza) y P/L (tenacidad y extensibilidad) que completan el estándar de calidad requerido por el mercado argentino", aseguró González.Resultados. Ensayos realizados en el campo experimental La Dulce, con aplicación de alta tecnología (riego de 120 milímetros en tres aplicaciones entre el 10 y el 30 de octubre y fertilización suplementaria de 200 kilos de urea en macollaje) llevaron los rendimientos de las tres variedades a techos por encima de los 10 kilos por hectárea, niveles muy difíciles de alcanzar. En condiciones de tecnología básica, los resultados en rendimiento fueron de más de ocho mil kilos en todos los casos. Los resultados contrastan con otra parte de la realidad, que indica que en el país, el rinde promedio oscila los 2800 kilos. El dato sorprendente lo aportó el PH que, más allá de la tecnología aplicada, en ningún caso bajó de 80 kg/hl, con techos de 83; con promedios de 40 gramos en peso de mil granos y 12 por ciento de proteína.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *