25 de junio de 2010 08:21 AM
Imprimir

Una buena defensa, el mejor ataque

Malezas, plagas y enfermedades: referentes agronómicos analizaron perspectivas y herramientas de manejo.

Los principales problemas que afectan a la producción agrícola y su incidencia hacia el futuro fueron evaluados en un encuentro con técnicos argentinos organizado por DuPont en la ciudad de Colonia (Uruguay) y del que tomaron parte 60 destacados profesionales de todo el país. Participaron especialistas en malezas, plagas y enfermedades, para abordar las problemáticas de la protección de cultivos, control de malezas, insectos o enfermedades fúngicas, virósicas o bacterianas.El grupo de malezas estuvo a cargo de Juan Carlos Papa, del Inta Oliveros; otro referido a los problemas del control de plagas como insectos, áfidos y ácaros, liderado por Enrique Lobos, de la Universidad Nacional de Santiago del Estero, y un tercer grupo analizó enfermedades, a cargo de Marcelo Carmona, de la cátedra de fitopatología de la Fauba.Al momento de las conclusiones, Guillermo Fucci, gerente de Producto de DuPont comentó que uno de los temas a solucionar es la falta de monitoreo de los lotes y el establecimiento de nuevos umbrales de daño económico, ya que los actuales deben ser renovados.Incidencia de las plagas. Las situaciones presentes para maíz y soja fueron resumidas de la siguiente manera:Trips y arañuelas surgen fundamentalmente por la práctica del monocultivo de soja en siembra directa, más el uso inapropiado de insecticidas en forma preventiva, que termina afectando poblaciones de insectos benéficos.Aumento de importancia de orugas defoliadoras asociadas a las condiciones ambientales y al mal uso de insecticidas, especialmente piretroides aplicados sin un justificativo agronómico.Especial atención a la aparición del picudo de la soja, plaga presente en el norte del país con posibilidad de llegar al área central. Su difícil control obliga a maximizar los controles y limpieza de medios de transporte de la plaga.Debe prestarse atención al cambio en las condiciones ambientales durante las aplicaciones y regular las máquinas en función de esto, de forma de tener controles eficientes.El arribo de sojas BT genera una fuerte expectativa que debe manejarse en forma correcta para evitar resistencia de plagas a este tipo de cultivos.Debe haber mayor adopción del MIP (Manejo Integrado de Plagas).Hay un fuerte aumento en la presión de Spodoptera en maíz debido al aumento en la ventana de siembra del cultivo.En caso de utilización de híbridos convencionales, analizar la utilización de insecticidas en semilla que permitan tener protección sobre la plántula.En el módulo sobre malezas se resumieron las siguientes conclusiones:Están apareciendo problemas que no se pueden manejar con el uso actual de herbicidas.Estos problemas se manifiestan por la agresividad de las malezas y, por lo tanto, su dificultad en el control.Se definió un listado de 10 malezas en tres cultivos con sus respectivos barbechos, que son las denominadas "malezas problema".El sorgo de Alepo resistente a glifosato se está transformando en un problema muy serio, que está afectando desde Salta hasta Colón, provincia de Buenos Aires.Otra maleza que se está tornando de difícil control es la Echinocloa colona , la que presenta síntomas de resistencia a glifosato. Su presencia más importante se sitúa en Tucumán, Santiago de Estero y centro de Santa Fe.Se agregan malezas creadas por el hombre como el maíz guacho RR. Todo esto implica la utilización de graminicidas y especial control de las pérdidas en cosecha, tanto de granos como de espigas, las que llevan a nacimientos continuos de estas malezas.Se perdió el conocimiento de la fisiología de las malezas. Se debe volver a esta cultura, para poder manejarlas como un sistema que permita la utilización de glifosato junto con otros principios activos, que lleven a no perder una herramienta útil y poderosa.Es necesario agilizar la transferencia de conocimientos desde instituciones públicas y el medio privado hacia los consumidores finales de esos conocimientos, adormecida en este rubro luego de la aparición de la soja RR.Enfermedades. En función de diferentes áreas geográficas, Mancha Ojo de Rana (MOR) y Enfermedades de Fin de Ciclo (EFC) fueron las más importantes en soja y Tizón, Roya y Fusarium fueron las más relevantes en maíz.Dentro de lo referido a enfermedades del cultivo de soja, se arribó los siguientes puntos:MOR superó todas las expectativas, fundamentalmente por falta de conocimiento de la enfermedad, con daños inéditos en su nivel de reducción de rendimientos.Las causas principales fueron el uso de cultivares susceptibles, ocupando estos el 60 por ciento del área sembrada, el monocultivo de soja en siembra directa y el uso de semilla infectada. Todo esto en un ambiente conductivo para la enfermedad.Dentro de las soluciones y perspectivas a cinco años de este problema, se mencionaron los siguientes puntos:Uso de variedades resistentes; análisis de sanidad de semilla; investigación y desarrollo de terápicos de semillas; mayor conocimiento de las moléculas actuales y futuras; mayor conocimiento de patógenos en rastrojos, buscando consensuar criterios de evaluación; desarrollo de bactericidas y herramientas de manejo.Referido al cultivo de maíz, el Tizón fue la enfermedad de mayor incidencia en el cultivo.La planta crece con el hongo ya instalado en forma muy rápida. Esto implica la necesidad de mayor intensidad de monitoreo. Dentro de las causas de la difusión de la enfermedad, las más importantes son:Cambios en las fechas de siembra; germoplasmas susceptibles; semillas infectadas.Sus efectos son: reducción del área foliar; reducción de la radiación interceptada; menor número de días con área foliar sana; mayor incremento del vuelco y quebrado; mayor sensibilidad a adversidades abióticas; reducción del número de granos por metro cuadrado y su peso; reducción del rendimiento.En lo referido a soluciones actuales y perspectivas a cinco años, Carmona manifestó los siguientes puntos a tener en cuenta:Aprovechar el efecto fisiológico del uso de estrobirulinas, ya que se presenta una menor predisposición a pudriciones de raíz y tallo.Continuación del mejoramiento genético con incorporación de genes de resistencia durables.Caracterización de híbridos por perfil sanitario.Generación de conocimientos bioecológicos y epidemiológicos del patógeno.Conocer el rol de la semilla enferma.A futuro, los problemas de soja pueden venir por la aparición de Mancha Anillada y en Maíz por Mancha Ocular y Antracnosis Foliares.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *