25 de junio de 2010 19:14 PM
Imprimir

Dicen en el campo…

... que, entre feriados por el corrimiento del Día de la Bandera, los festejos a los padres y el Mundial, la semana que está terminando quedó reducida a su mínima expresión.

De todos modos, igual alcanzó para que hubiera un poco de todo, desde exposiciones ganaderas en el norte con presencias gremiales (en las que el Gobierno del chaqueño Jorge Capitanich «ayudó» con algunas compras de cabeza), hasta despedidas, como la del titular de CARBAP, Pedro Apaolazza, en el «quincho» de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) con partido en pantalla gigante incluido. También un «minimalista» (y adelantado) festejo del Día de la Avicultura en Costa Salguero, con poca gente a pesar de la presencia -ya habitual- de Cristina de Kirchner (alguien comentó la «escasez» de amigos que le van quedando a los polleros), y otras reuniones de organizaciones como la emergente Fundación Despertar de la que participan varios ruralistas, tal el caso del presidente honorario, Luciano Miguens, otro ex rural como Eduardo De Zavalía, o el ex titular de CARBAP, Juan Pedro Merbilháa, entre otros. También hubo bastante actividad legislativa en el Congreso, básicamente en la Cámara baja.

… que, sin duda, el asado en CRA fue lo más «jugoso» ya que Apaolazza (alias «El Sheriff») dejará la titularidad de la confederada bonaerense a fines de julio, hasta ahora, en elecciones con listas divididas encabezadas por el actual vicepresidente, Alberto Frola, versus el contundente dirigente de San Pedro, Raúl Vitores. Ahí, entre chorizos, chivito y excelente asado, el presidente de CRA, Mario Llambías, eligió el día del partido de Argentina-Grecia para «agasajar» a su principal confederada: CARBAP, aunque no siempre el acuerdo primó en la relación entre ambos hombres. Ahora parece ser distinto y no se descarta que sea justamente Apaolazza el delegado ante el Consejo de la Confederación. También hubo otro ruralista, norteño, que fue de la partida: el actual titular de la Comisión de Agricultura de Diputados, el formoseño (UCR) Ricardo Buryaile. Ahí se escuchó sobre las alternativas del inminente tratamiento del Proyecto de Ley de la poderosa Oficina Nacional de Control Comercial Agropecuario (ONCCA), repartición que pasó de una mera área de contralor a un complejo (multitudinario y costoso) organismo, casi de igual rango que un Ministerio. Naturalmente todo debería volver a su cauce, con la propia AFIP retomando sus roles (que delegó en 1996), aunque los sectores más intervencionistas de los partidos mayoritarios y de la izquierda quieren preservar ese bastión para futuras intervenciones estatales y no parecen dispuestas a resignar ese avance después de haber perdido las Juntas (de Granos y de Carne) en los ´90. El debate promete ser interesante ya que va a «blanquear» la posición de cada uno. Se prevé que también comenzará el tratamiento de los proyectos de eliminación/recorte de las retenciones, al menos en Diputados, ya que en Agricultura del Senado todavía no se sabe que se esté avanzando en concreto. Otro tema que causó cierta conmoción y no pocas suspicacias fue la repentina aparición de un nuevo proyecto de Ley para modificar el estatuto del peón rural, que envió el Poder Ejecutivo al Congreso. Lo llamativo es que en el activo gremio de los rurales no tenían ningún conocimiento sobre el mismo, a pesar que la Unión Argentina de Trabajadores Rurales y Estibadores (UATRE) había elaborado su propio proyecto hace 2 años atrás. Esto, y el hecho de que el titular del gremio Jerónimo Venegas se enrole abiertamente en las filas del Peronismo disidente de Eduardo Duhalde, no hizo más que aumentar la desconfianza sobre el objetivo real del proyecto oficial.

… que también generó escozor el aparente intento oficial por aumentar los aranceles del Instituto de Promoción de Carne Vacuna Argenitna (IPCVA) del que el Gobierno participa en forma minoritaria, ya que cuenta con un solo delegado. El caso es que ante los nuevos valores de la hacienda parece que hubo una propuesta de aumentar el aporte de los productores, lo que habría sido resistido por la mayoría (no todas) de las entidades de la producción con el argumento de que, durante los 3-4 años en los que el precio era muy bajo los productores mantenían su aporte, incluso, cuando se suspendieron las exportaciones. Otra disputa por fondos, cada vez menos ocultable, es la que se estaría dando entre el ministro de Asuntos Agrarios de la Provincia de Buenos Aires, el controvertido Ariel Franetovich, y el ministro de Agricultura, Julián Domínguez. Las diferencias surgen por la asignación «directa» de fondos a los intendentes que está haciendo la Nación en varias localidades bonaerenses, y que Franetovich, obviamente, pretende que pasen por sus manos. Para algunos el asunto va mucho más arriba que estos funcionarios y se ubica entre dos peso pesados del Gabinete Nacional.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *