25 de junio de 2010 15:57 PM
Imprimir

Realizan Acciones de Prevención y Control del Carbunco en Colombia

El Instituto Colombiano Agropecuario (ICA) dio a conocer, un completo balance de las actividades que ha desarrollado la entidad para controlar y prevenir la presencia de Carbón Bacteridiano o Carbunco en varios municipios del Departamento de La Guajira

De acuerdo con el reporte, dentro del Plan de Acción diseñado por la entidad se han atendido 42 sospechas de muerte súbita de animales en predios localizados en los municipios de Manaure, Riohacha, Uribia, Maicao, San Juan del Cesar y Barrancas, de las cuales el ICA sólo ha diagnosticado por laboratorio la enfermedad en animales correspondientes a las Comunidades de Pareska 1 y Pareska 2, en el municipio de Manaure.Así mismo, en 19 episodios se ha encontrado la muerte súbita de animales y personas con lesiones cutáneas, los cuales se han catalogado como sospechas por asociación: 7 en el municipio de Manaure y 12 en el municipio de Riohacha.De acuerdo con el Gerente seccional del ICA en La Guajira, Germán Sánchez, las actividades de control en ambos casos incluyen la vacunación de la totalidad de los bovinos, ovinos, caprinos, equinos y porcinos en un radio de 5 Km. y actividades de vigilancia epidemiológica en un área de 5 Km. alrededor del área de vacunación.La campaña de vacunación conjunta entre el ICA y las alcaldías municipales ha permitido la inmunización de 283 rancherías con un total de 14.335 animales en el municipio de Manaure, mientras que en Riohacha se han cubierto 304 rancherías y 12.769 animales. Respecto a Vigilancia Epidemiológica se ha visitado un total de 138 rancherías en Manaure y 104 en Riohacha.De igual manera, el ICA ha desarrollado una campaña para la incorporación de nuevos sensores al sistema de información y vigilancia epidemiológica, lo cual, mediante la capacitación en la enfermedad y sus signos clínicos, permitirá la identificación de sospechas para que se notifiquen de manera inmediata al ICA, que realizará la atención oportuna. Esta estrategia se complementa con material informativo conformado por un afiche, un folleto y unos cuadernos con mensajes alusivos a la enfermedad y las recomendaciones para su manejo.La EnfermedadEl Carbunco o Carbón Bacteridiano es una enfermedad infecciosa que se encuentra presente en todo el mundo, y es causante de alta mortalidad en bovinos, caprinos, ovinos, equinos y porcinos, pero también afecta al hombre. Produce toxinas muy potentes que son responsables de efectos debilitantes y causan la muerte de muchos animales de manera repentina.Es importante tener en cuenta que ésta no se transmite entre animales ni entre personas, pues el agente causal de la enfermedad se desarrolla después de la muerte de animales herbívoros como vacas, ovejas, cabras, caballos y búfalos, para propagarse. Cuando el cadáver se pudre, la sangre se expone al aire y ello estimula la formación del agente, que queda en el ambiente, convirtiéndose en la principal forma de transmisión de la enfermedad.Como la sangre de los animales infectados no siempre se coagula correctamente, el animal puede sangrar a través de los orificios corporales como nariz, oídos, ano y vulva.De tal manera, en caso de que se presente esta situación, el ICA recomienda manipular lo menos posible al animal y no destinarlo para el consumo humano, teniendo en cuenta que la persona responsable de la manipulación del animal no debe tener ninguna lesión en manos, brazos o pies y debe estar protegido con guantes y tapabocas.Igualmente, se debe abrir una fosa de 1 metros de diámetro por 1 metro de profundidad, en el lugar donde murió el animal o el más cercano posible, e incinerar al animal dentro de la misma. Seguidamente, ésta debe ser cerrada perfectamente.La enfermedad se manifiesta en los humanos de tres maneras. La más común es una infección de la piel que se produce por la manipulación de animales o subproductos de animales afectados; la forma digestiva surge por el consumo de carne o de leche proveniente de animales afectados, en tanto que la más grave y mortal se produce por inhalación.Para evitar esta situación, todos los ovinos, caprinos, equinos, porcinos y bovinos deben ser vacunados una vez al año, ya que las esporas sobreviven durante periodos muy largos, por lo que el riesgo siempre está presente.Cuando la infección ha sido confirmada por la manipulación de animales afectados, inmediatamente debe realizarse la vacunación de todos los animales que hayan tenido contacto con los enfermos. En caso de encontrar mortalidad en animales sospechosos de la enfermedad, se debe informar inmediatamente a la oficina del ICA más cercana o a la Secretaría de Salud del municipio.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *