10 de mayo de 2018 02:16 AM
Imprimir

Investigarán como contrabando el caso Frigorífico Concepción

Paraguay : La investigación de la Fiscalía acerca de la carga de carne que ingresó de forma irregular al Frigorífico Concepción tendrá un cambio de enfoque y de fiscal. La empresa sigue sin permiso para exportar e importar.

La fiscala adjunta de Concepción, Artemisa Marchuk, explicó ayer que el caso cambiará de enfoque. Inicialmente, se investigó como abigeato.

Sin embargo, consideran desde el Ministerio Público que lo más apropiado es investigarlo como contrabando, señaló la agente fiscal. Esto implica que haya un cambio de fiscal o bien que se refuerce el equipo con especialistas.El jueves, Celso Morales, fiscal antidrogas y antiabigeato de Concepción, fue el encargado de abrir la carpeta de investigación fiscal.

Marchuk informó que el martes ya se envió una nota a la Fiscalía General para reasignar un fiscal o bien, reforzar con un fiscal coadyuvante que se haya desempeñado en el área de investigación de casos de contrabando. Aseguró que esto no implica que la investigación se detenga.

Por el momento, se están cumpliendo con las diligencias ordenadas por Morales, explicó. “Abrimos la carpeta como abigeato, pero va a cambiar a contrabando probablemente”, recalcó.

Antecedentes. Morales representó al Ministerio Público luego de que una brigada de la Comisión Nacional de Lucha contra el Abigeato, el Rollo Tráfico y Delitos Conexos (Conalcart), dependiente de la Asociación Rural del Paraguay (ARP), haya retenido seis camiones refrigerados llenos de carne.

Recordemos que esta carga iba rumbo a la Planta 38 del Frigorífico Concepción.

Morales contó que la carga fue detenida un kilómetro antes de llegar a la mencionada industria, por lo que dispusieron que la misma ingrese para que sea verificada.

El fiscal explicó que dejaron que llegue a la empresa debido a que contaba con todos los despachos aduaneros.

Recién después se supo que no contaba con los permisos sanitarios del Servicio Nacional de Calidad y Salud Animal (Senacsa).

El convoy, que transportaba nada más y nada menos que 180 toneladas de carne faenada, ingresó desde Brasil por Pedro Juan Caballero, y pasó todos los controles hasta llegar a Concepción, recordó.

Irregularidades. Lo más preocupante del caso es que la gigantesca carga no contaba con los permisos del Senacsa, que es la institución que garantiza que el producto sea inocuo y seguro para el consumo.

Además de la falta de permisos, la carga se dirigió a una planta autorizada para la exportación, no para la importación. Por resolución del Senacsa, no pueden realizar ambas actividades para evitar el riesgo de reexportar carne extranjera como paraguaya.

Senacsa, por su parte, continúa el sumario a la empresa y, por ende, con la prohibición de importar y exportar mientras dure la investigación.

Fuente:

Publicidad