26 de junio de 2010 04:00 AM
Imprimir

China, al tope de la molienda de soja

Sigue cortado el comercio de aceite con la Argentina

China continúa excluyendo a la Argentina de sus compras de poroto de soja y de aceite de soja. Los Estados Unidos y Brasil son los principales países beneficiados por la nueva estrategia del país asiático. A esta altura no caben dudas de que los chinos han aplicado una política de revancha hacia el gobierno argentino debido a que este ha impuesto fuertes restricciones a las importaciones de productos de China, tanto bienes manufacturados como productos de uso industrial. Para los chinos la Argentina comienza a ser un fuerte competidor en el negocio global del aceite de soja. La estrategia de los chinos se basa en consolidar un aumento de las importaciones de poroto para favorecer su industria, de forma tal que puedan aumentar su capacidad de molienda. En estos momentos China es el primer país procesador de soja del mundo y a la vez el principal importador de poroto de soja. Quiere decir que toda su industria esta basada en la protección que el gobierno chino impone para su industria domestica, y esto lo logra con el diferencial de aranceles de importación al poroto, el aceite y la harina, y en los últimos tiempos mediante la exigencia de un contenido de hexano menor a las 100 partes por millón al aceite de soja de la Argentina. Industria china Con este medida China ha borrado del mercado de aceite de soja a la Argentina y ha permitido que su industria local pueda trabajar al máximo de su capacidad instalada. En los últimos tiempos los chinos han ido aumentando sus importaciones de poroto de soja, principalmente de los Estados Unidos, y en segundo lugar de Brasil. Las exportaciones de soja de EE.UU. en el periodo enero/mayo de 2010 llegaron a un total de 13,5 millones de toneladas, de un total de 19,6 millones importadas por los chinos en ese periodo, casi el 70% de las compras de soja de china provienen de los Estados Unidos. Brasil ha sido el segundo proveedor de poroto de soja de china, con un total de 5,6 millones de toneladas exportadas. Y muy lejos, en tercer lugar, figura la Argentina con un volumen de exportaciones de sólo 430.000 toneladas. Respecto del aceite de soja, China decidió suspender las compras provenientes de la Argentina, lo que implicó una caída en las exportaciones de nuestro país sólo en el mes de mayo del orden del 78 por ciento respecto del mismo mes de 2009. En el análisis acumulado del periodo enero/mayo del presente año, la baja de las importaciones de aceite provenientes de la Argentina fue del 74 por ciento, llegando a 144.000 toneladas de aceite contra casi 200.000 toneladas embarcadas en igual periodo del año anterior. Perjuicio La Argentina se ha visto perjudicada por esta medida, pero de la misma forma se vera beneficiada en el futuro inmediato cuando China ingrese nuevamente en el mercado de aceites. En este sentido, fuentes privadas están estimando una fuerte recuperación de las compras de aceite por parte de China. Para el mes de junio se están proyectando 98.000 toneladas y para julio ya se volvería a los niveles de demanda históricos de China, con compras proyectadas en 240.000 toneladas de aceite, que se prevén tengan su origen en la Argentina. Acerca del volumen de molienda de soja para industrializar, el USDA esta proyectando para China un volumen récord histórico de 52,9 millones de toneladas, superando por primera vez a los Estados Unidos como principal procesador de soja del mundo, que proyecta su volumen de molienda en 44,6 millones de toneladas, seguido en tercer lugar por la Argentina, con 38,6 millones de toneladas de molienda de soja, y por Brasil, con 32,8 millones de toneladas. Por Pablo Adreni
El autor es director de AgriPac Consultores.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *