11 de mayo de 2018 11:19 AM
Imprimir

El USDA recortó la cosecha argentina de soja, pero prevé un repunte en 2019

Estimó en 39 millones de toneladas la producción actual y en 56 millones la próxima.

En su nuevo informe mensual de oferta y demanda de granos en el nivel mundial, el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés) redujo ayer de 40 a 39 millones de toneladas su estimación sobre la producción argentina de soja 2017/2018, pero apeló a un prematuro optimismo al proyectar en 56 millones el volumen de la lejana cosecha 2018/2019.

En ese sentido, ayer la Bolsa de Cereales de Buenos advirtió que las precipitaciones de las últimas semanas podrían implicar un nuevo recorte en la estimación de cosecha, que hasta el momento se mantiene en 38 millones de toneladas. La entidad añadió que hasta el momento se recolectó el 66,7% del área apta.

Pese al nuevo recorte de la cosecha, el USDA mantuvo el saldo exportable argentino de poroto de soja en 4,20 millones de toneladas, pero redujo de 29,50 a 29 millones su previsión sobre las ventas externas de harina de soja y de4,75 a 4,68 millones las de aceite. Según el organismo, en el ciclo 2016/2017 se embarcaron 7,03, 31,32 y 5,39 millones, respectivamente.

Esos números fueron avalados por la Compañía Nacional de Abastecimiento, dependiente del Ministerio de Agricultura de Brasil, que también ayer elevó de 114,96 a 117 millones su cálculo de cosecha.

En cuanto a las primeras proyecciones para la campaña 2018/2019, el USDA estimó la cosecha estadounidense de soja en 116,48 millones de toneladas, por debajo de los 119,52 millones del ciclo precedente.

Además de los ya citados 56 millones previstos para la Argentina, el organismo pronosticó otra campaña similar a la actual para Brasil, con 117 millones. Además, pronosticó las importaciones chinas de soja en 103 millones de toneladas, frente a los 97 millones del ciclo 2017/2018.

Valores estables

En materia de precios, la calma fue la principal característica del día. Con pocas ofertas abiertas de la demanda y con escaso interés de los vendedores por convalidar los 7100 pesos por tonelada “acercados” por algunas fábricas, en una jornada que terminó con una leve apreciación del peso, que llevó la paridad con el dólar de 22,62 a 22,59.

Las pizarras de la Bolsa de Chicago mostraron el bajo impacto que tuvieron ayer las cifras del USDA. Tras las bajas del miércoles, las posiciones mayo y julio de la soja subieron US$2,21 y 2,02, mientras que sus ajustes fueron de 372,31 y de 375,25 dólares por tonelada. Para la harina la mejora fue de sólo US$1,43, tras pasar de 429,02 a 430,45 dólares.

Por: Dante Rofi
Fuente:

Publicidad