12 de mayo de 2018 01:58 AM
Imprimir

Sancionar a quienes ponen en riesgo la exportación de carne

No es la primera vez que la conducta inapropiada de una empresa o empresario pone en riesgo el esfuerzo de un país completo. Detrás de los mercados y la fama ganada por la carne paraguaya en el exterior están años de trabajo e inversión pública financiados con recursos que provinieron de muchos paraguayos. Pero no […]
No es la primera vez que la conducta inapropiada de una empresa o empresario pone en riesgo el esfuerzo de un país completo. Detrás de los mercados y la fama ganada por la carne paraguaya en el exterior están años de trabajo e inversión pública financiados con recursos que provinieron de muchos paraguayos.

Pero no solo el gasto público directo debe importar. Dada la baja presión tributaria en el país, los costos de oportunidad son altos. Es decir, hay pocos recursos para distribuir en las múltiples necesidades que tiene el país, por lo que el sacrificio es mayor. El dinero que el Estado invierte en la política ganadera se deja de invertir en la política industrial, educativa o de salud o en las mpymes.La inequidad de la estructura de recaudación de impuestos hace que parte de los recursos con que cuenta el sector provenga de una población que probablemente no recibe los beneficios obtenidos de las exportaciones de carne y que ni siquiera tiene acceso a una carne de calidad en su alimentación cotidiana.

La situación empeora si se considera que una empresa de capital extranjero pudo haberse beneficiado con privilegios tributarios, tanto a nivel nacional como municipal.

La detección del problema constituye un hecho que debe ser considerado como un signo de que las instituciones públicas funcionaron y debe ser aplaudido. Sin embargo, el primer eslabón de la cadena de controles falló, lo que debe ser también objeto de investigación y castigo ejemplar.

Tanto el caso del control que falló como la empresa que tuvo un accionar sospechoso deben ser investigados y sancionados sin que quede nadie impune.

El Poder Judicial cumple un rol central dando la señal a la economía de que Paraguay es un país serio y que está tratando de insertarse en el mundo cumpliendo sus propias normas y las normas y estándares internacionales.

El país se juega mucho en estos casos, ya que la imagen no solo beneficia al sector ganadero, sino también a cualquier otro que busque ubicar sus productos y servicios en el exterior.

La industria cárnica genera de manera directa empleos e ingresos necesarios para muchas familias paraguayas y tiene un efecto multiplicador en otras ramas y ocupaciones.

Esta experiencia debe ser útil para dar clara señal de que la impunidad no existe en Paraguay y para evaluar los sistemas de control de manera a realizar los cambios necesarios. Esta experiencia negativa debe aprovecharse para mejorar la gestión pública y continuar impulsando a los sectores productivos que se comprometen con el desarrollo del país.

Fuente:

Publicidad