19 de mayo de 2018 10:50 AM
Imprimir

Qué tipo de carne compran los chinos y cómo creció la Argentina

Son los principales importadores de garrón y brazuelo, pero aprovechan casi todos los cortes bovinos

Desde el 2015, China se ha convertido en el principal destino, en volúmenes, para las exportaciones de carne bovina de la Argentina. Además, en 2017, también fue el principal mercado, en términos de los dólares facturados, desplazando a un destino tradicional de alto valor como Alemania.

El crecimiento de las exportaciones de carne bovina argentina a China en los últimos años ha sido exponencial: en el 2012, se despacharon 759 toneladas de carne bovina con destino a China, en 2013, 11 mil toneladas, en 2014, 21 mil, en 2015, 41 mil, en 2016, 55 mil, y en 2017 el volumen exportado a este destino se ubicó apenas por debajo de las 100 mil toneladas.

La participación de China en las exportaciones de carne bovina de la Argentina pasó de un 1% en el 2012, a un 15% en 2014, 35% en 2016, y 46% en 2017. Todo hace suponer que en el corriente año China representará más de la mitad de las exportaciones de carne bovina. Pero a pesar de lo importante que resulta China para las ventas externas, la Argentina es recién el cuarto abastecedor en importancia para los importadores chinos.

Los cortes nacionales representaron apenas el 12,5% del total de carne vacuna importada por el gigante asiático en 2017. El principal abastecedor fue Brasil, con cerca del 29% de participación, seguido por Uruguay con un 28%, y en tercer lugar Australia con un 16%.

Las importaciones chinas de carne bovina crecieron un 47% en los últimos dos años, pasando de 467 mil toneladas en 2015 a 690 mil en 2017.

El valor de estas compras también saltó de 2.270 millones de dólares en 2015 a cerca de 3.000 millones el último año. En este período, se amesetaron las importaciones de carne bovina provenientes de Australia y Nueva Zelanda, pero crecen significativamente las que llegan desde Sudamérica: Brasil casi cuadriplica sus ventas de carne vacuna a China en los últimos dos años, Argentina las duplica, y Uruguay crece a tasas superiores al 50% en el período.

China es el segundo importador de carne bovina del mundo detrás de Estados Unidos, pero si suma el comercio a través del denominado canal gris, vía Hong Kong y Vietnam, se consolida como el número 1 sin lugar a dudas.

China demanda principalmente productos de valor medio-bajo, producidos básicamente con vacas criadas en sistemas pastoriles, ya que los consumidores chinos prefieren un producto magro, con bajo contenido de grasa intramuscular.

Los chinos compran todos los cortes de la res, y tienen una preferencia por el garrón y el brazuelo que no se manifiesta en ningún otro mercado. Los productos que mayor peso tienen en los contenedores que se destinan a China son los cortes del cuarto delantero destino manufactura, el pecho con asado desosado, cogote y aguja, bola de lomo, nalga de afuera con tortuguita y los ya mencionados garrones y brazuelos.

En 2017, cerca del 50% de las exportaciones argentinas de carne bovina con destino China consistió de productos de valor medio y bajo, como los cuartos y cortes del delantero para manufactura y trimmings. El valor medio de los delanteros ronda los 4.050 dólares FOB, mientras que los trimmings se colocan a un valor unitario cercano a los 3.200 dólares por tonelada.

Los cortes de la rueda, que representaron más del 20% de las ventas totales a China durante el año 2017, cotizan por encima de los 4.800 dólares la tonelada, mientras que los garrones y brazuelos se ubican en U$S 4.600. Hoy China se posiciona como la opción más rentable para los cortes del cuarto delantero, con valores superiores a los ofrecidos por Rusia y los países de Medio Oriente y el norte de África.

En el caso de los garrones y brazuelos, China es casi el destino exclusivo de estos cortes; mientras que en el caso de los cortes de la rueda, China se ha vuelto muy competitiva, y en cortes puntuales como la bola de lomo y la nalga de afuera con tortuguita es más competitiva que destinos tradicionales como Chile

Fuente:

Publicidad