28 de junio de 2010 08:21 AM
Imprimir

Aumenta el poder adquisitivo del campo

Por la suba del precio de la hacienda y de la leche, mejoró sensiblemente la capacidad de compra de los ganaderos y los tamberos

  La fuerte recuperación que experimentaron en los últimos ocho meses los precios de la hacienda y de la leche se reflejó en un indicador clave: mejoró el poder de compra de los productores de esos rubros con relación a distintos insumos que ellos mismos necesitan en el campo. El año pasado, el novillo había marcado un valor promedio de 3,87 pesos el kilo. Sin embargo, en los últimos meses de 2009 experimentó un raid alcista. Hoy el novillo cotiza por encima de 6,50 pesos el kilo, lo que representa una recuperación cercana al 75 por ciento versus el promedio del año anterior. Además, en el caso de la leche, el año pasado marcó un promedio de 0,91 centavos el litro, y ahora ronda 1,40 pesos el litro, lo que significa una mejora sobre el promedio anterior de más del 50 por ciento. En este contexto, según se puede observar a partir de las relaciones insumo/producto publicadas en la última edición de la revista Márgenes Agropecuarios , especializada en temas del sector, se recuperó el poder de compra de quienes producen carne y leche, siempre en relación con diversos insumos. Gasoil y alambre En julio de 2009, un productor de carne requería 73 kilos de novillo para adquirir 100 litros de gasoil. Ahora, con la recuperación del valor de la hacienda, necesita 54 kilos de novillo para igual fin. Si a mediados del año pasado ese productor quería comprar 1000 metros de alambre, en ese momento le hacía falta contar con 106 kilos de novillo para adquirirlos. Por el contrario, ahora tiene que disponer de 62 kilogramos de novillo para comprar esa cantidad de alambre. En el caso de la alfalfa, una pastura importante para la hacienda, en julio de 2009 el productor debía disponer de 698 kilos de novillo para conseguir 100 kilos de alfalfa. Hoy eso mismo lo puede hacer con 384 kilos de novillo. Del mismo modo, el año pasado para adquirir una pick- up hacían falta 26.111 kilos de novillo; en este momento, hay que tener 13.873 kilos de novillo para el mismo fin. En el caso de la ganadería, con el repunte de los precios, los resultados económicos que antes mostraban números negativos ahora tienen un signo positivo. Víctor Tonelli, reconocido consultor en carnes, lo explicó así para la actividad de ganadería de cría: "En la cría, el margen neto, es decir, el margen bruto menos los gastos de estructura, hasta noviembre, era negativo. En tanto, hoy podría hablarse de un margen neto de 250 pesos por hectárea, dependiendo del manejo y los gastos de estructura". El caso de la leche Para la producción lechera, la recuperación del precio de la materia prima también se tradujo en una mejor situación para los productores frente a los insumos que necesitan. A modo de ejemplo, en julio de 2009 un productor lechero que quería adquirir un litro de gasoil debía destinar 3,33 litros de leche para ese objetivo. En la actualidad, eso lo puede hacer con 2,74 litros de leche. En cuanto al maíz, un insumo importante para los establecimientos lecheros, el año pasado el tambero necesitaba 0,57 litro de leche para comprar un kilo de maíz. En junio de 2010, requiere menos leche para comprar lo mismo: en concreto, necesita 0,35 litro. Respecto del alimento balanceado, otro insumo estratégico, la balanza se inclinó a favor del productor. Hoy el tambero requiere 47 litros de leche para comprar 100 kilos de balanceado. En julio del año pasado, tenía que destinar para ello 90 litros de leche. Otro dato anecdótico: en julio de 2009, con 119.000 litros de leche se llevaba una pick- up a su campo. Por el contrario, ahora debe invertir 70.000 litros de este producto para tener una camioneta. Pese a esta recuperación del poder de compra de los productores de carne y leche, para no pocos analistas del sector esto no es suficiente para impulsar la actividad ganadera en general. Sucede que, por ejemplo en la carne, la valorización de la hacienda ocurrió por la fuerte caída del stock tras cuatro años de una política de intervención en los mercados que obligó a los productores a liquidar hacienda. Antes que por estímulo oficial, los precios subieron así por la escasez. Además, la sequía agravó la descapitalización de los productores. Para la leche, hasta agosto de 2009 los precios estuvieron prácticamente planchados durante todo un año. De hecho, molestos por la falta de rentabilidad, en junio de 2009 los tamberos llegaron a regalar leche al público en distintos puntos del país. Para agregar, según datos de la Comisión de Enlace, desde 2003 cerraron unos 5000 establecimientos lecheros. Otro dato: en 2008, en pleno conflicto con el Gobierno y en medio de los precios más altos de la historia para la tonelada de leche en polvo, el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, les puso un cepo a las ventas externas de este sector, lo que ocasionó la acumulación de enormes stocks en el mercado interno. CLAVES La hacienda, en alza . En los últimos meses, el valor del kilo de novillo pasó de 3,87 a 6,50 pesos, lo que representa una recuperación cercana al 75 por ciento.  Se recuperan los tambos . En el caso de la leche, el año pasado marcó un promedio de 0,91 centavos el litro, mientras que hoy vale $ 1,40, una mejora del 50% respecto al precio del año pasado.  Poder de compra . Según los analistas, estas dos subas aumentaron el poder de compra del productor respecto de insumos, como el gasoil, la alfalfa, el maíz y el alambre.  Lado negativo . Como contrapartida a la mejora del poder adquisitivo, los expertos apuntan que este hecho es derivado de una fuerte caída del stock y el cierre de miles de tambos, cuestiones derivadas de las políticas de intervención oficial en el sector agropecuario.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *